Compartir
Publicidad

Ordenadores retirados en la empresa, ¿qué hacemos con ellos?

Ordenadores retirados en la empresa, ¿qué hacemos con ellos?
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Normalmente cuando un ordenador se retira de la empresa es porque ha finalizado su vida útil. Es general o el equipo es muy lento para los parámetros de hoy en día, o resulta inseguro por un sistema operativo obsoleto. En estos casos, ¿qué hacemos con los ordenadores retirados en la empresa? Normalmente quedan unos cuantos años almacenados cogiendo polvo en el almacén hasta que finalmente la empres se deshace de ellos.

Existen varias alternativas que pueden ser útiles en la empresa para sacar partido a estos equipos. En todo caso tenemos que tener en cuenta que es un ordenador que ya ha cumplido con su trabajo, por lo que no debería tener una labor vital dentro de la organización. Vamos a ver algunas de ellas que pueden ser de utilidad.

Ordenador viejo, ¿un trasto o una solución?

  • Si tenemos equipos similares nos puede servir para mejorar otros equipos, utilizando parte de sus componentes, como podría ser memoria RAM o disco duro. Además otras piezas nos pueden servir de respuesto si se estropean otros ordenadores, como podría ser la fuente de alimentación.

  • Utilizarlo como puesto cortesía o consulta para personal itinerante o para las visitas. Si tenemos una sala de espera podemos habilitarlo en este espacio para ponerlo a disposición de clientes, o en el interior para el personal que trabaja en movilidad.

  • Convertirlo en un dispositivo de almacenamiento en red. Si dispone de la posibilidad de añadir varios discos duros se puede crear un servidor para almacenar documentos, de forma que se alivie un poco este trabajo para nuestro servidor principal. También se podría utilizar para hacer copias de seguridad del correo electrónico u otra información similar.

  • Ofrecérselo a los empleados para que se lo lleven a su casa y crear conexiones remotas que faciliten el teletrabajo.

Cuando se convierte en un trasto, mejor deshacerse del ordenador

  • Donarlo a una ONG, aunque si está muy anticuado o en mal estado ya será complicado que nos lo acepten. El equipo tiene que estar en buen uso todavía, algo que cuando se deshechan equipos en la empresa no ocurre siempre.

  • LLevarlo a un punto limpio para reciclar algo que para las empresas a veces no está permitido, depende de cada ayuntamiento, pero si si se hace de forma particular. Si tenemos que llevar a reciclar 20 ordenadores será más complicado utilizar este método y tendremos que llamar a alguien que se ocupe de ellos.

En todo caso siempre tenemos que evitar perder información en el cambio. Si no podemos migrar algunas aplicaciones siempre se puede virtualizar todo el antiguo ordenador y ejecutarlo dentro del nuevo equipo que lo sustituye. Es una buena solución, sobre todo para el uso de aplicaciones antiguas.

En Pymes y Autónomos | El DIY aplicado a la empresa, una alternativa muy utilizada en la empresa

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio