Compartir
Publicidad
Publicidad

Virtualizar equipos antiguos en nuestra empresa

Virtualizar equipos antiguos en nuestra empresa
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Si ayer hablamos de alguna manera del ciclo de vida de los equipos informáticos hoy vamos a tratar de dar una solución para poder seguir utilizando equipos antiguos que tienen alguna aplicación que necesitamos en nuestras empresas para la cual no se ha realizado, por el motivo que sea, la migración al nuevo sistema. La solución más práctica a mi modo de ver consiste en virtualizar equipos antiguos en nuestra empresa, de manera que salvaguardamos las aplicaciones y los utilizamos en equipos más modernos.

Muchos se preguntarán qué ganamos con esto. En primer lugar una mejora de imagen, puesto que en muchas ocasiones llegar a empresas y ver equipos obsoletos no da una buena impresión. Además nos aseguramos que estamos a salvo de un fallo de hardware, puesto que estos equipos suelen estar en el límite de su agotamiento por el tiempo que tienen, y además con mal repuesto. Si falla el disco duro, la memoria o el procesador, encontrar un repuesto será difícil y sobre todo caro.

Para virtualizar un equipo real existen distintas soluciones de software. Una de ellas que funciona bastante bien y es gratuita es VMWare Converter, que abstrae el hardware del equipo a la máquina virtual. Es decir, nos convierte el equipo tal cual está en una máquina virtual que podremos instalar en cualquier otro equipo más moderno de la empresa. Acronis también posee una muy buena herramienta para hacer este tipo de operaciones.

Para realizarlo sólo tendremos que tener ambos equipos en red, simplemente con conectarlos con un cable cruzado valdría manteniendo el direccionamiento IP en la misma red. VMWare Converter se encarga de detectar el equipo y realizar la virtualización del mismo. Dependiendo de la capacidad del nuevo equipo donde vamos a instalar la máquina virtual y la cantidad de información que queremos pasar tardará más o menos tiempo, aunque por lo general es una operación lenta.

Una vez virtualizado podemos tratar el disco duro del equipo y toda la información que contiene como un archivo, de manera que realizar copias de seguridad es mucho más sencillo. El equipo sigue funcionando con su sistema operativo original, pongamos por ejemplo Windows 98 y con nuestra aplicación que no hemos migrado a los nuevos sistemas operativos funcionando correctamente, pero ahora tenemos la tranquilidad de que si algo falla recuperar el sistema es mucho más sencillo.

En Tecnología Pyme | VMware, soluciones de virtualización para la pyme Imagen | Orin Zebest

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio