Compartir
Publicidad

Dos datos concluyentes sobre la trampa del correo electrónico

Dos datos concluyentes sobre la trampa del correo electrónico
0 Comentarios
Publicidad

Es una herramienta indispensable para nuestro trabajo. De eso no hay duda. Aunque hay quien funciona en un porcentaje muy alto sin usar el correo electrónico, su utilidad es incuestionable. Sin embargo, lo que sí es discutible es la utilización que se haga de éste y si puede afectar a la productividad.

A veces sólo las cifras puras y duras son capaces de hacernos ver lo que el día a día nos lo impide. Y esta vez, llego, a través de un artículo en el Financial Times en el que se ofrecen las claves para hacer frente a un email sobrecargado, a dos demoledoras estadísticas referidas al uso del correo electrónico.

  • 108. Esa es la cifra media de correos electrónicos que envía y recibe al día un hombre de negocios, según un estudio de Radicati Group. En base a esa cantidad, se puede hacer un cálculo rápido del tiempo que se invierte en esta herramienta diariamente.

  • Ese cálculo del tiempo ya nos lo ha hecho McKinsey en otro estudio. Concluyó que el 28% del tiempo de los trabajadores del conocimiento altamente cualificados es invertido en el correo electrónico.

Es probable que en estas cifras haya contribuido la ‘hiperconectividad’ de los trabajadores hoy, gracias a los smartphones y las tabletas. Sea ese u otro el factor que haya impulsado el uso del correo hasta niveles inasumibles, es evidente que se trata de una espiral un tanto peligrosa.

La productividad de los equipos está en juego. Y esas cifras hacen que el uso del correo se haya ido, realmente, de las manos. Que casi un tercio del tiempo de un trabajador altamente cualificado se dedique a contestar, revisar (y limpiar), y enviar correos electrónicos es elocuente.

En Pymes y Autónomos | El contraproducente 'Síndrome de Diógenes' en el correo electrónico , La peligrosa trampa del correo electrónico que mata la productividad Imagen | Wiertz Sébastien

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio