Cloud privada para tu empresa: qué es y cómo implementarla

Cloud privada para tu empresa: qué es y cómo implementarla
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

La cloud privada, también conocida como nube privada, es uno de los servicios tecnológicos más interesantes y útiles para las empresas en la actualidad. Tanto es así que ya existen numerosos servicios ofrecidos por terceros para instalar este tipo de servicios con total seguridad.

Pero, ¿sabes qué es una cloud privada y cómo puedes implementarla en tu empresa? A continuación, te explicamos todos los detalles.

Qué es la cloud privada

La cloud privada, o nube privada, consiste en una serie de servicios informáticos alojados en la nube que se ofrecen a través de internet, pero solo a los usuarios que desea la organización y forman parte de una red privada. Están gestionadas por las propias empresas, por un proveedor externo o por ambos, que son quienes administran los accesos y los permisos.

En cualquier caso, su uso es exclusivo de una empresa, a diferencia de una nube pública, que consta de una serie de servicios que están parcial o completamente compartidos con otros clientes.

Los ejemplos más populares de nubes privadas son, entre otros, Amazon Web Services (AWS), Microsoft Azure o Google Cloud Platform.

Cómo se implementa una cloud privada

En la actualidad, instalar una cloud privada en una empresa es una tarea perfectamente factible, con independencia del tamaño y entidad de la empresa. La opción por la que optan muchas pymes es utilizar un ordenador dedicado y con suficiente capacidad como para satisfacer todas las necesidades empresariales.

En este caso, mediante un servidor FTP, podrás almacenar toda la información relevante de tus archivos. No obstante, también necesitarás un cliente FTP, que es un programa con el que podremos conectarnos desde nuestro PC al servidor para enviar y descargar archivos de forma segura y desde cualquier lugar.

Otra opción es optar por contratar los servicios de un proveedor externo, como los que hemos mencionado en el punto anterior. Es la opción más flexible, económica y escalable, ya que no es necesario dedicar recursos de la compañía. Además, es más seguro, porque los datos se alojan en servidores que cuentan con las más estrictas normas de seguridad.

En definitiva, la cloud privada, más que un valor añadido, es ya una necesidad en la mayoría de empresas. Optar por un servicio de este tipo permitirá a tu empresa alojar los datos y la información allá donde se necesite.

Temas
Inicio