Publicidad

RSS riesgo de pobreza

Un puesto de trabajo no garantiza llegar a fin de mes: España es el tercer país de la UE con más trabajadores en riesgo de pobreza

Comentar
Un puesto de trabajo no garantiza llegar a fin de mes: España es el tercer país de la UE con más trabajadores en riesgo de pobreza

Desde hace algún tiempo, España tiene un grave problema con la generación de puestos de trabajo. Si hace pocos años teníamos el dudoso honor de ser el país de la Unión Europea con mayor tasa de paro, ahora nos hemos convertido en el tercer país de la UE con más trabajadores en riesgo de pobreza y exclusión social.

Así se desprende, al menos, de** los datos ofrecidos por la oficina europea de Eurostat y consultados por Servimedia** y los ofrecidos también por el INE, donde se afirma que España, con un 13,1 % de trabajadores en riesgo de pobreza, ocupa la tercera posición de entre todos los países de la Unión Europea, solo superados por Rumanía (18,9%) y Grecia (14,1%). Hay que recordar que este umbral se fija como el 60 por ciento de la mediana de los ingresos disponibles anuales de las personas. En España, este límite es de 8.209 € por persona en 2016 y de 17.238 € en un hogar compuesto por dos adultos y dos menores de 14 años.

Según explicó Eurostat, este riesgo de pobreza está condicionando por el tipo de contrato. Esta lacra se ceba mucho más sobre los trabajadores que tienen un contrato temporal (15,8%) que sobre aquellos trabajadores que tienen un contrato indefinido (7,8%), una realidad que también se aprecia en el resto de la UE.

Sin embargo, quienes más sufren el riesgo de pobreza son los parados. Más de la mitad de los trabajadores que se encuentran en esta situación viven con muchas dificultades para llegar a fin de mes. Y no debemos olvidar a los parados, protagonistas de estos últimos meses, que también sufren en sus carnes la realidad de la pobreza en España.

En Pymes y Autónomos | Solo Rumanía nos supera en autónomos jóvenes en riesgo de la pobreza, a pesar del fomento del emprendimiento

Imagen | 1820796

Leer más »

Solo Rumanía nos supera en autónomos jóvenes en riesgo de la pobreza, a pesar del fomento del emprendimiento

Comentar
Solo Rumanía nos supera en autónomos jóvenes en riesgo de la pobreza, a pesar del fomento del emprendimiento

Ni la tarifa planas de autónomos, ni los incentivos para deducirse el IVA, ni la Ley de Morosidad, ni el plan de pago a proveedores, ni las aplazamientos de cuotas ni tantas y tantas medidas y promesas políticas han evitado que uno de los colectivos más castigados en España, que no es otro que el de los trabajadores autónomos, hayan conseguido salir de la difícil situación que atraviesan.

No en vano, y según un estudio que realiza la Comisión Europea anualmente sobre Empleo y Seguridad Social (ESDE), el 35% de los autónomos de entre 25 y 39 años está en riesgo de pobreza, entendiendo como tal el umbral de ingresos que se sitúan por debajo del 60% de la mediana de la renta media anual dentro de la distribución de ingresos, en torno a 11.500 euros al año.

Esta es la segunda tasa más elevada de toda la Unión Europea, tan solo por detrás de Rumanía. De hecho, es un 45% más que la media de la UE y bastante por detrás que otros países como República Checa, Irlanda o Chipre, donde el riesgo de pobreza no llega ni al 10%.

La Comisión Europea apunta a los falsos autónomos como la principal causa del problema, un colectivo que tiene más incidencia entre los jóvenes. De hecho, si nos ceñimos únicamente a los autónomos mayores de 40 años, el riesgo de pobreza se sitúa en línea con el resto de la Unión Europea, en torno al 22%.

Durante la crisis, este modelo de contratación ha proliferado en algunos países, entre los cuales España se encuentra entre las primeras posiciones. No es que su emprendimiento sea peor; es que la mayoría de ellos no son exactamente autónomos económicamente dependientes (los famosos TRADE), sino una modalidad de contratación que vulnera la ley.

No hay otro país de la UE en el que se produzca tal divergencia, lo que significa que existen factores ajenos al mero emprendimiento que explican esta situación, como la mencionada existencia de falsos autónomos. En estas circunstancias, el fomento del emprendimiento no funciona ni funcionará nunca.

Imagen | voltamax

Leer más »
Publicidad
Publicidad
Inicio