Publicidad

La formación, el talón de aquiles de las pymes: tan solo el 20% de las empresas ha accedido a planes de formación bonificada

La formación, el talón de aquiles de las pymes: tan solo el 20% de las empresas ha accedido a planes de formación bonificada
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Vivimos en una sociedad que exige una actualización casi continua de nuestros conocimientos para adaptarnos a las circunstancias cada vez más cambiantes del mercado laboral. Esta circunstancia exige un reciclaje formativo por parte de los trabajadores y de los directivos que permita responder ante los muchos desafíos futuros, especialmente el de la digitalización.

Sin embargo, las empresas parecen no estar prestando demasiada atención a estas necesidades. Según el último Informe anual Formación en las Empresas 2018, elaborado por la Fundación Estatal para la Formación en el Empleo, tan solo 360.052 empresas han realizado algún tipo de formación bonificada, sobre un total de 1.696.281, lo que da como resultado un porcentaje del 21,2%.

Precisamente son las microempresas las compañías que menos importancia le han dado a este tipo de formación, ya que solo el 16,6% de las mismas han accedido a algún programa específico de formación bonificada. Este dato contrasta con el de las medianas empresas, que llegan hasta el 81%, o el de grandes empresas, con el 92%.

Además, hay que tener en cuenta que en 2018 ha habido cerca de 915.000 beneficiarios menos que diez años atrás, y que el número de empleados totales formado alcanza los 2.800.103, de los más de 19 millones de cotizantes a la Seguridad Social. Es decir, menos de un 15% de los trabajadores españoles han accedido a un sistema de formación en 2018.

Hay que tener en cuenta que este tipo de formación se financia con cargo a las cotizaciones de los trabajadores a la Seguridad Social. En concreto, todos los meses, los trabajadores asalariados destinan de manera obligatoria el 0,7% de su base de cotización a esta cobertura: 0,10% a cargo del trabajador y el 0,60% restante a cargo de la empresa.

Es decir, cualquier compañía que así lo solicitase podría acceder a planes específicos de formación para sus empleados. Sin embargo, las empresas todavía no cuentan con una planificación de su formación que podría darles mejor resultados en el futuro.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios