Compartir
Publicidad

¿Y si convierto mi afición en mi trabajo?

¿Y si convierto mi afición en mi trabajo?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Uno de los sueños de muchas personas es hacer de su afición, de aquello que utilizan para relajarse o evadirse su profesión. Siempre es mucho más fácil trabajar en algo que te gusta. Y mucho más si es por cuenta propia. ¿Y si convierto mi afición en mi trabajo? Esta es la pregunta que muchos se hacen, pero la respuesta no es sencilla.

Para ser rigurosos hay que saber si aquello que nos gusta nos va a dar los suficientes ingresos como para cubrir nuestras necesidades básicas. Para esto es fundamental tener un plan de negocio, y además cumplirlo. De esta manera tenemos claro cuánto dinero necesitamos para arrancar, los gastos de explotación del negocio o cuánto se necesita facturar mensualmente para que sea rentable.

Además si vamos a trabajar por cuenta propia, algo muy habitual en el caso de las aficiones, además hay que ser conscientes, que tendrás una serie de obligaciones como consecuencia de ser autónomo. Facturación, impuestos, tratar con los clientes, proveedores y otras empresas que muchas veces se llevan la mayor parte del tiempo de tu día a día.

Si te gusta hacer deporte y te quieres convertir en entrenador personal, por ejemplo, tienes que saber que no todas las horas de tu día a día las puedes dedicar a una actividad que puedes facturar. Sobre todo al principio una gran parte de ellas se irán en buscar más clientes. Al menos hasta juntar una masa crítica de ellos que te permitan llegar a fin de mes.

Además tienes que pensar que no todos los clientes te van a pagar. Habrá horas que has facturado, ingresos con los que contabas, que no llegarás nunca a verlos en tu cuenta corriente. Todo esto puede que suponga que tu hora de trabajo tiene que ser mucho más cara de lo que tenías pensado, lo cual reduce tu número potencial de clientes.

Todo esto que pueden ser aspectos que nos echen para atrás se compensa gracias a la tremenda ilusión que ponemos en sacar nuestro proyecto adelante. Este es el motor de muchos emprendedores, lo que hace que las horas que se echan al principio no pesen sobre sus hombros. Si se pierde, es el momento en el que toca hacer balance y ver si hemos cumplido o no con nuestro objetivo de vivir de nuestro hobby.

En Pymes y Autónomos | Reinventarse como profesional, una decisión muy complicada de tomar

Imagen | Oakapplehabdash

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio