Compartir
Publicidad

Tu negocio: ¿un uno o un cero?

Guardar
3 Comentarios
Publicidad

Como parte de mis pequeña colección de fragmentos cinematográficos para emprendedores, en este previsiblemente cálido fin de semana, os dejo el monólogo de Gary Winston, en Conspiración en la Red. Y si, el personaje interpretado por Tim Robbins guarda un sospechoso parecido físico con Bill Gates. Y el discurso que lanza, es la que muchos interpretan como agenda oculta de Microsoft. Sobrevivir aniquilando al adversario. El problema es que en la película este mensaje se toma literalmente.

Lo que ocurre es que el resto del film es más bien mediocre (pelin adolescente, guion flojo y acción a la americana). Lo más salvable es este breve fragmento, y alguna otra secuencia similar, donde quedan reflejadas determinadas visiones de empresa. De ésta en concreto, yo me quedo con:

  • La visión de la empresa como un ser vivo, y del mercado como todo un ecosistema, aceptando expresamente que las empresas nacen y mueren, que es ley de vida. Que lo antinatural es que una empresa dure para siempre, que sea eterna, como pensaban nuestros padres. Convienen que muchos reflexionen sobre ello, incluido aquellos trabajadores jóvenes por cuenta ajena que apuestan por transcurrir toda su vida en la misma empresa, en el mismo sector, en el mismo puesto.

  • Los avances tecnológicos han cambiado el metabolismo de las empresas, de los mercados. Han introducido un factor de aceleración que hace que estos ciclos vitales, antes perezosos, se precipiten. Y, aunque no lo diga Gary, lo digo yo. Cuando vas en un F1 a toda pastilla los margenes de error y la capacidad de reacción han de ser muy distintos a cuando vas en barca por el estanque de El Retiro. Esta vida empresarial se ha vuelto más peligrosa.

  • La falta de matices, o ganas o pierdes, o eres un uno o un cero. Se que que esta afirmación hipercompetitiva puede ser muy discutida. ¿Ganar en qué, ¿ a quién?. En mi interpretación, dos son las variables. Ganar significa sobrevivir. La supervivencia es una señal de que has ganado. Y ganar y sobrevivir, suponen crecer. Tanto en Macroeconomía como en Gestión Empresarial, el estancarse, el quedarse absolutamente quieto en un punto, no es posible. O creces, o decreces. Y el tamaño, adecuadamente gestionado, es importante.

En Pymes y Autónomos | El Hobbit como libro de gestión empresarial Enlace | Vídeo original YouTube

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio