Compartir
Publicidad
Publicidad

Si te cambias de empresa, hazlo como un profesional

Si te cambias de empresa, hazlo como un profesional
Guardar
4 Comentarios
Publicidad

Es normal que haya cambios en la empresa, gente que va y viene, que se mueve de un trabajo a otro por diversos motivos. Da igual el volumen del negocio, sea grande o una pyme, lo normal es que haya movimientos tarde o temprano. En esta empresa nadie es imprescindible, que dicen por ahí muchos.

Tanto para el trabajador como para la empresa, la actitud más inteligente e interesante es la de cerrar esa relación de la mejor manera posible. Ser flexibles y dar un plazo razonable para dejar arreglado el relevo de las funciones que desempeña la persona saliente me parece algo fundamental. Hablar con los compañeros que desarrollarán nuestro trabajo, dejar la documentación ordenada para que otros trabajen con ella, hacer las llamadas pertinentes a la gente con la que tenemos temas pendientes, son las típicas tareas de una situación de este tipo. Razones para quedar bien con la empresa que dejas se me ocurren millones, sobre todo porque nunca se sabe lo que puede venir en el futuro. Lo mejor es dejar siempre una buena imagen, ante todo profesionalidad. La vida da muchas vueltas y uno nunca sabe lo que le puede venir más adelante. Por ahí suenan historias de gente que se cambia de trabajo, le monta un follón, le pega 4 gritos a su jefe y luego resulta que se lo vuelve a encontrar como jefe en su nueva empresa al cabo de unos meses. O quizá te vaya mal en tu nuevo trabajo, no era lo que te esperabas y necesitas recuperar el antiguo.

Razones para que la empresa quede bien con el trabajador, lo mismo, también me salen una cuantas a bote pronto: Nunca se sabe, puede acabar trabajando en un cliente, en la competencia, podemos necesitar su ayuda para algún trabajo en el futuro,... La vida da muchas vueltas.

No entiendo a los que se van arrasando su antigua empresa, considero que esa es la peor tarjeta de visita que puedes dejar al llegar a tu nuevo lugar de trabajo, ni tampoco a las empresas a las que les parece mal que un trabajador comunique que se marcha. El empresario debe demostrar que hace un esfuerzo para retener el talento y los profesionales deben actuar como tales ¿Por qué acabar mal si puedes cerrar bien una etapa y pasar página tranquilamente? Si no hay nadie imprescindible en la empresa ¿Por qué se enfadan algunas cuando se marcha un trabajador?

Foto | Lumaxart en Flickr

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio