Compartir
Publicidad

Precariedad en el empleo y menos trabajo, los riesgos de la automatización del trabajo

Precariedad en el empleo y menos trabajo, los riesgos de la automatización del trabajo
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Según la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) uno de cada cinco empleos en España podrían desaparecer como consecuencia de una mayor automatización gracias al uso de la inteligencia artificial y la robótica. Además de los restantes uno de cada tres cambiarán de forma significativa. Esto puede suponer además de un descenso en la cantidad de trabajo una mayor precariedad todavía.

Porque son los puestos temporales que se cubren con trabajadores en cortos periodos de tiempo, como pueden ser los meses estivales, los que es más complicado amortizar una inversión en automatización. Por lo tanto serán trabajos que seguirán demandando mano de obra. Otra cosa es cuánto tiempo se trabajará a lo largo del año y con qué salario.

Porque las máquinas no tienen que fichar, no tienen que cobrar horas extras. Cuanto más intensiva en mano de obra sea un trabajo, más fácil es que sea sustituido por una máquina. Además se corre el riesgo de que sean los que tienen que incorporarse de nuevo al trabajo los que acaben teniendo problemas para ello. Los jóvenes, mujeres o mayores de 45 años en paro son los que pueden verse afectados.

¿Surgirán otros empleos relacionados con la automatización? Esta pregunta en gran medida es donde está la clave para identificar si tendremos un problema a medio y largo plazo o no. La cuestión es que habrá una mayor demanda de ingenieros, programadores, mantenimiento, etc. Pero no llegarán a cubrir en volumen el empleo destruido.

Además hay que tener en cuenta que aunque sean empleos de calidad, con salarios más elevados o más estables, no es fácil que alguien que está en paro se pueda reciclar para entrar en dicho sector. Uno no puede ser despedido de una empresa de limpiador y acabar en seis meses programando el robot que limpia los cristales que acabó con su puesto de trabajo.

Y todo esto plantea un escenario muy incierto a 10 años vista, donde el grueso de la generación del babyboom comience a jubilarse, lo que dejaría una ratio muy baja de cotizantes por cada pensionista. Por eso muchos apuntan a la necesidad de encontrar soluciones imaginativas que permitan el pago de dichas pensiones.

Imagen | StockSnap

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio