Compartir
Publicidad

Las patentes, la única forma de proteger nuestros productos y hacerlos rentables

Las patentes, la única forma de proteger nuestros productos y hacerlos rentables
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Plantear una idea innovadora y hacerla realidad. Diseñar un producto revolucionario y crecer como empresa. Todo ello requiere un esfuerzo, tanto en tiempo como en dinero, y por eso debemos rentabilizar nuestro producto mediante la protección y defensa de nuestra propiedad intelectual.

Las patentes permiten salvaguardar nuestros intereses como compañía frente a la competencia. Sin embargo, parece un método de protección reservado para las grandes empresas y que todavía está muy lejos de los intereses de las pymes. Lo cierto es que, hoy por hoy, es la única herramienta a nuestra disposición para proteger la propiedad intelectual e industrial. ¿Por qué no utilizarlas?

La empresa Pons, especializada en la protección de la propiedad intelectual e industrial mediante las patentes y marcas, nos recuerda que son las pymes las que obtienen mayores beneficios a la hora de patentar sus productos; una práctica que no es ni tan complicada ni tan cara como muchos podríamos pensar a priori. De hecho, la empresa destaca los beneficios de esta práctica en los siguientes puntos:

  1. Únicamente las patentes generan derechos exclusivos a favor de su titular con los que poder negociar, ya que si además tienen un valor económico per se se puede negociar.
  2. Cuando nuestro objetivo es crecer y fortalecer nuestro negocio en el mercado, no podemos permitirnos no proteger nuestros activos, ya que, cuando la empresa se consolide, necesitará defenderse de sus competidores y para ello necesita tener patentes que protejan nuestra innovación.
  3. No hay alternativa alguna que garantice los derechos del emprendedor si éste decide no proteger sus invenciones a través de patentes. La alternativa a las patentes son los secretos industriales, y estos son muy difíciles de mantener en una empresa que está creciendo, en la que la entrada y salida de personal es continua, y que además para consolidarse en el mercado necesita dar difusión y divulgar al menos parte de su know how.
  4. Cuando hay inversores externos a los que acudiremos para hacer crecer nuestra empresa, necesitaremos tener garantizada la exclusividad del negocio por el que estamos apostando y esto solo se consigue mediante el registro de las patentes en las oficinas correspondientes.
  5. Existen despachos profesionales del sector de las patentes, las Agencias de Propiedad Industrial, que pueden ayudar a cualquier pyme a obtener patentes sólidas y a utilizar la estrategia territorial más económica y adecuada a sus intereses, evitando desembolsos innecesarios y racionalizando el gasto en extensión internacional de patentes para acompasarlo a su crecimiento real.
  6. Cuando las invenciones están protegidas por patentes, el emprendedor puede acudir incluso directamente a las entidades bancarias en busca de financiación para su proyecto empresarial.
  7. En la actualidad, existen ayudas de diferentes entidades(OEPM, ICEX, CDTI, etc) que tratan de fomentar la protección de las invenciones vía patente y que cubren en todo o en parte, algunos de los gastos más elevados de una patente como son las traducciones de los documentos a otros idiomas, en algunos casos parte de los honorarios de los agentes de Propiedad Industrial o las tasas por extender dichas patentes fuera de España.
  8. Las patentes son instrumentos clave en la estrategia de internacionalización de una pyme, porque le dan la protección que necesita para poder negociar con potenciales distribuidores o fabricantes de otros países, garantizándose que no le van a copiar, y si lo hacen, teniendo asegurada la defensa.
  9. Existen dos formas de rentabilizar una patente: o bien, mediante su explotación en aquellos países que le resulten estratégicamente más interesantes, o bien mediante su licencia o venta en países que, por su lejanía, no le resulten atractivos al emprendedor.
  10. El seguimiento y la vigilancia de las patentes de las empresas del entorno del emprendedor o de sus competidores directos, permite a los emprendedores conocer sus intereses estratégicos y comerciales.

En definitiva, las patentes ayudan a proteger nuestras ideas e innovaciones. Y no está, ni mucho menos, reservada a las grandes empresas. Únicamente tendremos que informarnos para conseguir rentabilizar nuestra producción.

En Pymes y Autónomos | La DNA polimerasa es hasta la fecha, la patente española más rentable Imagen | vaz_mauricio

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio