Compartir
Publicidad

Compite con tu ex-jefe

Compite con tu ex-jefe
1 Comentarios
Publicidad

No siempre se trata de emprender con una idea novedosa y nunca antes vista. Algunas otras opciones pueden acabar siendo para tí incluso más rentables. ¿Te has planteado alguna vez montar una empresa para competir con tu ex-jefe?

Conozco personalmente dos casos de ex-empleados de una empresa que, despedidos por el empresario, decidieron aunar sus esfuerzos y convertirse en su competencia. Y ahora están a punto de poner contra las cuerdas a su ex-empresa, machacando literalmente su cuota de mercado.

Una de las ventajas de trabajar para un tercero es, sin duda, que no se soporta el riesgo que conllevan sus decisiones empresariales, aunque como contrapartida tampoco se obtiene los beneficios de sus aciertos. Pero un empleado avispado sabe sacar provecho de los errores de su jefe y tomar buena nota de ellos. ¿Cuántas veces los empleados han debatido en petit comité las decisiones de la empresa, teniendo ideas mucho más eficientes y rentables que las acometidas por su jefe? ¡Sin duda muchas!

Entonces, con una experiencia suficiente en el sector, una visión precisa del mercado y unas cuentas ideas que optimicen el funcionamiento del sistema productivo de tu ex-jefe, amén, claro está, de unos cuantos euros en el bolsillo, constituir una empresa que se dedique a lo mismo que tu ex-jefe pero con la lección bien aprendida puede, en poco tiempo, colocarte por encima de él tecnológica y comercialmente. Hay muchas empresa de “ex” que, solos o en grupo, han obtenido unos rendimientos enormes de su experiencia laboral previa.

Moraleja. El conocimiento de un sector y su mercado también es una puerta abierta para hacer frente a una situación adversa, con crisis de por medio o sin ella.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio