Compartir
Publicidad
Publicidad

Cambio climático, ecologismo y empresa

Cambio climático, ecologismo y empresa
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En los últimos años los conceptos cambio climático y ecología han adquirido una gran notoriedad, incluso en el entorno empresarial, en los últimos lustros hemos vivido un autentico auge de lo “verde, de lo “ecológico” y de lo “sostenible”, hasta llegar a todos los ámbitos de nuestras vidas, influir decisivamente en las políticas de nuestras empresas y convertirse en una autentica economía en sí misma.

Y ante todo ello y sin ánimo de ser polémico el firmante se pegunta si realmente todo lo que se dice y se mueve alrededor de toda esta “economía verde” es necesario y útil, si en definitiva tiene sentido o si no es más bien una moda o una doctrina de determinados grupos que ven en el abuso o perversión del ecologismo bien entendido o de la utilización interesada del cambio climático han podido encontrar un buen filón para su promoción e intereses.

Evidentemente todo lo que se dirá a continuación es muy subjetivo, es una opinión muy personal, probablemente no será compartida por muchos, pero sí que debería invitarnos como mínimo al debate y la reflexión: ¿nos dicen que el planeta se caliente irremediablemente y que es el fin o el desastre de la humanidad?, para el firmante no entramos si técnicamente se está produciendo o no ese fenómeno (que todo hace indicar que si, aunque ya se duda del alcance de lo dicho hasta ahora) sino de si aunque se esté produciendo el calentamiento, si eso es negativo en sí mismo, sino es un proceso más de la naturaleza o de la humanidad, con sus cambios y consecuencias, pero un proceso más.

Lo mismo sucede con el reciclaje, lo eficiente energéticamente y todo lo demás considerado verde, según nos dicen las empresas tienen que ser ecológicas y verdes, ¿y quién paga toda esa factura a la empresa?, ¿no produce todo ello una merma en la capacidad de las empresas?, o no será que todo lo verde, eficiente y ecológico representa una economía en si mismo que conviene potenciar porque también hay muchos empleos, inversiones y dinero en juego. Rechazan por ejemplo los cementerios nucleares, pero potencian y permiten impunemente que los parajes se llenen de generadores, de molinos eólicos o de paneles solares, ¿no es lo mismo esto que paso con los tendidos eléctricos durante su desarrollo?, ¿Qué pasara de aquí diez o veinte años cuando el paraje este degradado por lo “verde”?.

Sin lugar a dudas en ocasiones lo “verde” es necesario, incluso puede aportarnos cosas a la empresa, incluso oportunidades de negocio,y también porque no reconocerlo ventajas a la sociedad, pero de eso a hacer de ello una doctrina, casi una religión, media un trecho.

En pymes y autónomos | Ayudas verdes en 2010
Imagen | Bondine

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio