Publicidad

El autónomo será el elemento clave para la empresa del siglo XXI
Reflexiones

El autónomo será el elemento clave para la empresa del siglo XXI

Publicidad

Publicidad

El autónomo está llamado a ser una figura clave en la empresa del siglo XXI. La flexibilidad es una de los paradigmas del trabajo actual, donde las empresas tienen que adaptarse a picos altos, pero también aprovechar el trabajo especializado de estos profesionales que muchas veces no pueden tener en nómina.

El problema es que como ocurre con muchos otros ámbitos en la empresa no se cuida de los recursos humanos. Y el autónomo no deja de ser un recurso que tiene la empresa para llevar a cabo determinados trabajos. Si no se le da valor y lo único que se busca es ahorrar costes laborales, es posible que se convierta en un falso autónomo.

Los autónomos que trabajan con mi empresa añaden valor a la misma

Si tenemos una relación más estrecha con él, le encargamos trabajos de forma habitual e incluso hemos establecido un contrato con él, puede tratarse de un TRADE, un autónomo económicamente dependiente. La diferencia fundamental con un trabajador de la empresa es que no está sujeto a la organización de la misma.

Luego están los autónomos de alto valor, que pueden trabajar con la empresa en momentos puntuales. Facturan sus servicios por los trabajos realizados y hasta la próxima. Puede ser un contable que trabaje para nosotros a tiempo parcial, un abogado, pero también un informático o un electricista. A la empresa también le interesa cuidar sus relaciones con estos profesionales, ya que conocen bien como funciona y acaban siendo socios muy valiosos para su buen funcionamiento.

Algunas empresas lo ven como un gasto, otras como una inversión. Se trata de profesionales que vienen a nuestra organización como especialistas, pero cuya relación con la organización transciende incluso estos momentos puntuales de trabajo. En muchas ocasiones tienen más información de la propia empresa que el dueño que ha delegado en ellos por la confianza que tienen.

Hay autónomos con una relación tan estrecha con las empresas que hasta van a las cenas de Navidad

Es un modelo de relación que va a más. La empresa cada vez externaliza más servicios, pero no sirve hacerlo de cualquier manera. Es importante contar con profesionales contrastados, no buscar al primo de alguien para hacer la página web, sino a alguien contrastado que nos ofrezca un mantenimiento a corto y medio plazo, que nos proponga mejoras y nos ayude a crecer. E igual que en esta cuestión en otras áreas importantes en la empresa, pero en las que no somos especialistas.

Pero si no se sienten valorados, si estos profesionales no entienden que tienen una relación estratégica con la empresa, se les regatea en los presupuestos hasta el último euro, la cosa no funcionará bien. Al final acabarán por buscar otros clientes que si les valoren y cuando surja una necesidad en nuestra empresa no estarán disponibles.

Imagen | rawpixel

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir