Compartir
Publicidad
Publicidad

Aprovechando el Plan de negocio ajeno: ¿Importa la suerte?

Aprovechando el Plan de negocio ajeno: ¿Importa la suerte?
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Aprovechando los pasos necesarios, útiles y valiosos que Presunto Culpable os indica en la serie de posts Plan de Negocio, no quiero dejar escapar la oportunidad que me brinda este espacio para informaros de otro aspecto clave a tener en cuenta antes de empezar cualquier negocio: Que el local no esté gafado.

A lo mejor os choca la apreciación que hago, pero soy del parecer que en los negocios que se crean la mala suerte no entra en juego aunque el empresario que haya fracasado parezca entenderlo de ese modo.

Me explico: ¿Quién no conoce algún local que haya cobijado un par de negocios en un mismo año? ¿Quién no ha advertido alguna vez que un mismo bar ha estado en manos de cuatro o cinco empresarios diferentes? ¿Quien no ha visto colgado el letrero de traspaso en un local de negocio cada dos por tres? ¿Han tenido mala suerte los que han pasado por ese lugar? Eso no ha sido mala suerte. Efectivamente hay locales gafados; lo que pasa es que el emprendedor en muchas ocasiones no quiere verlos pese a tenerlos delante de sus narices. Que haya locales que per se no funcionen verdaderamente puede ser una cuestión de azar, lo que no es cuestión de azar es que uno los escoja para iniciar el negocio deseado; eso es evitable.

Hay locales atractivos al emprendedor por su precio; hay establecimientos en situaciones y localizaciones que a simple vista parecen óptimas; hay negocios en buen estado que uno no entiende el porqué de su abandono; hay locales que el emprendedor presiente que el destino le ha brindado; no os engañéis. Un consejo: ¡No lo alquiléis! y haced caso a mi compañero y su Plan de Negocio.

Si me permitís otra sugerencia os diré que cuando acudáis al ayuntamiento para saber si existe la posibilidad de concebir un negocio en el local que juzgáis adecuado y éste os confirme esa posibilidad, no os vayáis alegres, risueños y complacidos al banco a pedir un préstamo ICO y arruinar vuestra vida, consultad también cuántos negocios se han explotado en ese domicilio y su tipología. Una vez contestada esa simple cuestión podréis decidir si efectivamente lo que teníais era una buena idea, o una mala impresión.

En Pymes y Autónomos | Plan de negocio

Imagen | Galería de My Buffo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos