Publicidad

¿Por qué el Just in Time no sirve para las pymes?

¿Por qué el Just in Time no sirve para las pymes?
Sin comentarios

Publicidad

Uno de los sistemas de logística que mejores resultados ha dado en los últimos años ha sido el Just in Time (Justo a tiempo) o JIT, promovido por Toyota. Se basa en la idea de realizar pedidos de materiales para la producción y la distribución a medida que los consumidores van demandando los productos pero ninguno más, de modo que los inventarios se reducen al mínimo posible.

Este sistema reduce de forma considerable los costes de almacenamiento de inventarios, incluido el coste de oportunidad, además de liberar una gran cantidad de recursos humanos que se centran en una tarea concreta. Sin embargo, pese a su indudable éxito, el JIT no es un sistema pensado para las pymes.

El mayor inconveniente de este sistema de logística es su elevada complejidad. La gerencia de la empresa debe repensar todo el flujo de trabajo completo de la empresa, desde la compra de materias primas hasta la distribución del producto, pasando por su producción y gestión de la calidad de los productos.

Además, el JIT requiere que exista una relación muy cercana con muy pocos proveedores que, además, tienen que estar físicamente muy cercanos a nuestra empresa, dado que es necesario que exista una respuesta muy rápida y flexible a la demanda del cliente. Todo esto se resume en un poder de negociación muy grande para que nuestro proveedor se integre dentro de nuestra cadena de suministro bajo el sistema JIT. En el momento en el que la empresa proveedora deje de atender un producto, la pyme no podrá satisfacer las necesidades del cliente y el sistema se vendrá abajo.

Por estas razones, el sistema JIT requiere de una cantidad de recursos muy grande para que se pueda llevar a la práctica. Un coto exclusivo de grandes empresas inaccesible para las pymes.

En Pymes y Autónomos | El Just in Time más allá del sector industrial

Imagen | juhansonin

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir