Compartir
Publicidad
Publicidad

Tiendas con fecha de caducidad

Tiendas con fecha de caducidad
Guardar
9 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En fechas pasadas salió a la luz pública el auge de una forma de vender unos determinados productos que me llamo la atención, esta forma es la de abrir una tienda con fecha de caducidad, es decir alquilar un local, acondicionarlo, abrirlo al público y cerrarlo y desmantelarlo por ejemplo en una semana, ¿este sistema que ya se ha probado con éxito en ciudades como Barcelona o Nueva York entre otras, es rentable?, ¿es adecuado para todos?, ¿nos podemos plantear en nuestras empresas o negocios plantear ventas de este tipo?.

Sin lugar a dudas ni en todos los casos será rentable, ni adecuado para todo el mundo y ni mucho menos cualquier empresa podrá o deberá ofrecer sus productos al publico bajo esta modalidad, pero bien cierto es que para algunos sectores y productos determinados no solo es una buena opción, sino que es una gran opción.

Este modelo del que hablo está pensado para dos grandes casos, para el que tiene una colección determinada (por ejemplo de moda) y le quiere dar salida en el menor tiempo posible o bien incluso para aquellos casos en los que aun y cuando posteriormente ese producto se quiera seguir vendiendo por los canales tradicionales de venta, se decida como primicia y en condiciones especiales ponerlo a la venta bajo esta modalidad para dar a conocer el producto, aunque lo habitual y el gran atractivo normalmente se encuentra en lo contrario, en que el producto que se puede adquirir en ese lugar a lo largo de esa semana posteriormente no se podrá comprar nunca más.

¿Y cómo se estructura eso?, básicamente realizando un alquiler de un local comercial (en una calle céntrica o en un barrio con un carácter especial, por ejemplo de determinados estilos musicales, sociales, etc.) por un corto espacio de tiempo (mientras dure la campaña), decorarlo y acondicionarlo de una forma parca y muy especialmente realizando una intensa campaña publicitaria donde se anuncie la existencia de esa campaña, esto es vital, pues no es una venta al estilo tradicional en la cual podemos dosificar y regular nuestros objetivos publicitarios, al contrario, aquí tenemos una fecha de caducidad y el objetivo es lograr en muy poco tiempo el máximo número de respuesta posible.

¿Es barata a nivel de empresa esta opción?, no, por supuesto que no, pues aunque estas campañas funcionan muy bien por el “boca-oreja” también es cierto que para funcionar requieren como hemos visto de una alta inversión publicitaria, si a eso le sumamos el coste logístico y de lograr un alquiler en una de las mejores zonas por tan poco espacio de tiempo hace que la opción no sea precisamente de las más baratas, pero viendo el auge queda claro que como mínimo en algunos casos sí que es altamente rentable.

En Pymes y Autónomos | Todos tenemos que vender
Imagen | uayebt

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio