Publicidad

Limitar las compras por Internet a los productos de primera necesidad para salvar al comercio tradicional

Limitar las compras por Internet a los productos de primera necesidad para salvar al comercio tradicional
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

La Confederación Española de Comercio (CEC) ha solicitado al Gobierno limitar las compras por Internet a los productos de primera necesidad para salvar al comercio tradicional. Es una forma de proteger al pequeño comercio que no puede abrir en estos días, pero se olvida que muchos negocios hoy en día son duales, venden a puerta abierta y también por Internet.

Y los ingresos de las ventas online son los únicos que entran en sus cajas. Es cierto que para muchos negocios la venta a través de Internet es algo mínimo, pero no es menos cierto que muchos han desarrollado y potenciado la misma para poder tener ingresos, ya sea a través de sus redes sociales, utilizando WhatsApp o con descuentos importantes para lograr liquidez.

Si la cuestión va más enfocada a que no funcione Amazon o plataforma similares, hay que tener en cuenta que son muchos los comercios que también venden a través de esta plataforma. No tiene demasiado sentido. Es como si se obligara a los locales de comida a domicilio a cerrar porque el resto no pueden abrir. Cada empresa desarrolla su modelo de negocio como estima oportuno.

Lo que si estoy de acuerdo es que estos pequeños comercios van a necesitar ayuda para poder mantenerse con la crisis. El empleo que generan se va ver resentido, sino vemos como muchos de ellos desaparecen. Muchos de ellos ya estaban en dificultades viendo como los patrones de consumo han cambiado. Y ahora estos meses cerrados y una campaña turística mala puede ser su fin.

Por lo que respecta a los transportistas y repartidores, siempre que se tomen las medidas de seguridad adecuadas no deberían ser un problema. Cuando se habla de proteger el pequeño comercio para proteger también el empleo, no debemos olvidar que estos repartidores son en su mayoría autónomos que necesitan ingresos cada fin de mes.

Y justo en estos momentos tienen condiciones más favorables. Aunque seguramente habrá menos pedidos, la realidad es que los carburantes están mucho más baratos y se puede circular mucho mejor gracias al descenso del tráfico y el tiempo de entrega es mucho menor. Por no hablar de que ahora siempre encuentran al destinatario en casa.

Imagen | rupixen

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios