Compartir
Publicidad
Publicidad

La innovación en el packaging

La innovación en el packaging
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace casi un año comentaba yo en El Blog Salmón que el I+D+i no podía ser secuestrado por los chicos de la bata. En pocas palabras, que no podemos asimilar esta absoluta necesidad empresarial con la tecnología, con la ciencia en su sentido más estricto. Habría que asumir un concepto más amplio de lo que es, algo así como una actitud ante el producto, el servicio y el cliente. Una vocación de cambio permanente, de insatisfacción y de buscar nuevos horizontes. Y eso es algo a lo que la Pyme quizás tiene más fácil acceso que a la modalidad tradicional de I+D+i.

Pensemos por un momento en el packaging, en el envase, en el paquete, que contiene nuestro producto. Primer error. No lo contiene forma parte del producto. Es tan producto como el resto. Y quizás sea más sencillo diferenciarnos en dicha variable frente a otras alternativas tradicionales. Tomemos el ejemplo de un producto tan tradicional, tan nuestro, como el vino.

Frente a la versión tradicional de vidrio y corcho, en los últimos años se han desarrollado formulas novedosas, unas con más éxito que otras. Por hablar de las más lejanas en el tiempo, pensemos en lo que hoy nos resulta tan típico como el cartón de vino, que supuso en su día toda una revolución. Quedo claro que había una demanda insatisfecha. También dio que hablar la incorporación de material sintético en lugar del tradicional corcho, y sin embargo su uso se esta extendiendo. Todo ello invita a pensar a que el vino en lata ha llegado también para quedarse. Y en cada uno de esos movimientos una empresa viva se ha hecho un hueco y ha aprovechado el tirón. Pero el movimiento no se detiene, veamos dos ejemplos de última hora.

  • Pagos de la Sonsierra, una Bodega de Rioja, ha contratado a Davidelfín, el polémico diseñador, para su Pagos de la Sonsierra 2006. La botella, la caja, todo remite a jarabe, a un medicamento. ¿Provocación?, ¿ruido?, ¿llamar la atención? sin duda no va a pasar desapercibido, y eso, en si ya es algo valioso.

  • Un distribuidor Wine Side Collection distribuye vinos de gran calidad en envases tipo vial de 10 cl., pequeñas muestras, pequeños placeres. en este caso, al margen de lo provocador dle envase, de lo innovador del mismo, la clave esta en pensar en distribuir el producto de otro modo, dirigiéndose a un mercado como el del obsequio de lujo, el pequeño gesto que no compromete y denota clase. Me parece muy inteligente. Viene a ser una versión de los típicos lugares donde te sirven vinos de gran calidad por copas.

¿Le habéis dado una vuelta a vuestro packaging?

Más información|Compradicción (I), Compradicción (II) En Pymes y autónomos|Marca las diferencias en tu empresa, Copiemos el cambio de estrategia de Mercadona

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio