Compartir
Publicidad

El punto de venta, tu carta de presentación

El punto de venta, tu carta de presentación
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer sonó mi teléfono mientras miraba absorta el escaparate de una nueva panadería. En principio una panadería no parece un lugar muy sofisticado donde haya cabida para la creatividad, pero si queremos que un negocio funcione, cada paso es importante y cada detalle estético también. No importa si hablamos de una tienda de calzado de alta gama o de un lugar donde se vende pan y bollería.

De lo que se trata es de llamar la atención del cliente y estas personas lo habían conseguido. El color negro de su cartel, la tipografía elegante y de un tamaño considerable, un escaparate lleno de luz que permitía ver todos los productos colocados estratégicamente. Su presentación no era la habitual y trasmitía clase. Los dueños tenían claro que el punto de venta es la carta de presentación de su negocio.

Luz y acción

Un escaparate bien iluminado invitará a mirar al que camina por su lado. Por supuesto la limpieza y la posibilidad de ver parte del interior de la tienda será un punto a favor. Los precios también son importantes que estén a la vista. Sé que como estrategia muchas veces no se colocan pero a la gran mayoría nos gusta saber qué cuesta lo que tanto nos atrae.Como un medio publicitario, el escaparate debe cumplir la misma misión que un anuncio.

¿Tenemos un plan?

Dependiendo de qué producto ofrezcamos así será el diseño tanto del escaparate como del interior. Sin olvidar que los gustos y comportamientos del consumidor han cambiado. Si contamos con una tienda online puede que nuestros clientes se acerquen a nuestro establecimiento sólo para mirar. Facilitemos esa tarea. Es fundamental el diseño de la estructura, estanterías... La estética no debe estar por encima de la función. La tienda debe ser una máquina de vender, no una galería de arte.

¿El ambiente es el adecuado?

Este aspecto tiene que ver con el punto anterior. No es lo mismo la compra de un dulce, por ejemplo, que la de un vehículo. En el segundo caso, la persona se siente mucho más implicada que en el primero, ya que el riesgo que supone equivocarse en la decisión es mucho mayor y puede conllevar muchas más complicaciones posteriores.En las tiendas donde se venden los segundos se debe respirar serenidad.

Existen otro tipo de productos (como el pan que comentaba al inicio) que son considerados normales pero no por ello dejan de comprarse, al revés y su presentación también ha de ser cuidada. También hay que tener en cuenta la periodicidad de compra. No vamos a invertir grandes sumas de dinero en una agencia de viajes puesto que el producto se consume de manera esporádica.

Conclusiones

La oferta comercial es cada vez más compleja y los productos que se venden muchas veces son idénticos, pero ¿se venden igual? No. Nuestro objetivo tiene que ser que la experiencia de compra vaya más allá del producto, que el cliente considere especial el establecimiento tanto por el trato, por la facilidad para adquirir lo que buscaba.

Vender la tienda es también parte de un plan de marketing. Además de un lugar confortable, debe ser práctico y acorde a los tiempos actuales donde la prisa y la falta de tiempo son el sello de identidad del nuevo cliente. El punto de venta tiene que ofrecer soluciones en un ambiente cómodo y eficaz.

Si la tienda ideal existe será aquella que le hable al cliente, que no sea una más, que tenga personalidad y destaque del resto. Y en ella debe haber un vendedor dispuesto a resolver dudas, ofrecer soluciones y a agradar a un cliente que entrará con mil preocupaciones, con unos gustos o preferencias concretos o justo lo contrario, además de unas necesidades que cubrir y por supuesto unos deseos.

En Pymes y Autónomos|Claves para aumentar las ventas en tu tienda (I),Algunos consejos para determinar el emplazamiento ideal para nuestro negocio Imagen|Gonmi

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio