Compartir
Publicidad

El peligro del yoísmo en la empresa

El peligro del yoísmo en la empresa
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

El concepto "yoísmo" aparece ligado a egocentrismo, si bien no es un término nuevo, sí está de moda ya que la excesiva exhibición en las redes sociales de momentos intrascendentes, nos convierte en una suerte de Narcisos demasiado pendientes de lo superfluo.

A nivel personal, si uno decide compartir en las redes sociales, su comida, su desayuno, cuando sale a correr, cuando baja en el ascensor, es libre de hacerlo, allá cada cual con su concepto de la intimidad, pero ¿y si los miembros de la empresa convierten sus personas en protagonistas? Es decir, antes de la historia de la organización y de sus logros, está su ego.

El YO, aburre, incomoda y ahuyenta a los seguidores

Algunas empresas, cometen el error de estar presentes en diversas redes sociales. El fallo estriba cuando no separan lo que quieren compartir y que está relacionado con la parte profesional, de lo personal, pero sobre todo, cuando el mensaje no es coherente en todas.

A un cliente, no le interesan las puestas de sol que comparte la empresa en la que deposita su confianza. Ni estar viendo día sí y día también, a los miembros de la plantilla haciendo gracias.

Caer en las redes del "yoísmo" implica una falta de humildad y una pérdida del norte. Si la empresa ha impartido un curso de formación, mostremos el contenido, a la gente que acudió, ideas que aportamos, pero evitemos fotos y más fotos de nosotros con lemas del tipo: "somos los mejores".

Vender bien no es sinónimo de yo, yo, yo

Si lo único de lo que sabemos hablar o de comunicar es lo buenos que somos, pero el resultado de esa conclusión, estaremos mostrando un lado que todos detestamos: la prepotencia.

En el mundo de la comunicación existe ese defecto, el convertir al vehículo de la noticia en protagonista.

La creatividad es el mejor antídoto contra el "yoísmo". El creer que hemos alcanzado la excelencia personal es lícito, lo extraño y perjudicial es obsesionarse con mostrarlo a diario.

Inclinemos la balanza hacia el lado de los logros de todos, de lo que la empresa ofrece, de los trabajos finalizados, de los éxitos, de la satisfacción del cliente, de noticias relacionadas con nuestro sector, de la creatividad y antes de subir una fotografía que no aporte nada o que sólo alimente nuestro ego, pensemos.

En Pymes y Autónomos|Cuatro perfiles de marcas a erradicar en las redes sociales

Imagen|Miapwotter

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos