Compartir
Publicidad

El marketing,una cola en una tienda y un cupón

El marketing,una cola en una tienda y un cupón
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hoy me sorprendió cuando iba a pagar en una conocida y asequible tienda de ropa, que la cola no avanzara. Me asomé y pude ver a una chica rellenando un papel. Al cabo de unos minutos la siguiente persona realizaba la misma acción. Sentía curiosidad. Una vez tuve a la dependienta frente a mí, me cobró mi único producto para después soltarme un pequeño discurso.

Me ofrecía un cupón donde debía poner mi cuenta de correo y algunos datos más y así recibir promociones, descuentos, etc. Era simpática así que le he dado las gracias pero le he dicho que no. La primera razón era sencilla: tenía prisa y la segunda era más poderosa ¡ya estoy suscrita a su newsletter! Algo fallaba en esa estrategia de marketing donde el cupón que había de rellenar en la cola perjudicaba la fluidez de la atención al cliente.

Al llegar a casa comprobé la existencia de su página web, puedes comprar desde casa, te muestran las novedades, ofertas, en fin, lo que cualquier tienda ofrece.

Existen multitud de tiendas que no disponen de tienda en Internet y son muchas las clientas que preferirían ver antes de acudir físicamente a la tienda las novedades, e incluso atreverse a adquirir alguna prenda.

Pero en el caso que nos ocupa, la forma de captar a las nuevas clientas 2.0 en el punto de venta no me ha parecido el adecuado.

Además de ralentizar el trabajo y hacer perder el tiempo a quienes esperaban, no todo el mundo estaba dispuesto a escribir su número de teléfono y correo sabiendo que detrás suya había gente esperando.

El que te ofrezcan la tarjeta del establecimiento es una acción normal,y tiene su sentido: acabas de vivir una experiencia positiva en el lugar de venta, la predisposición a decir sí es alta. De lo que hablamos aquí es del 'cómo'.

Anotar en una hoja, un folio recortado para más señas, todos tus datos personales a cambio de un "te enviaremos las promociones al correo" no resulta atractivo. ¿Dónde iban esas hojas? ¿Podía esa persona atender las compras y guardar en un lugar seguro esos datos personales? Insisto en que eran muchas preguntas.

Existen otras fórmulas y presentaciones más efectivas y a la vez atractivas para el cliente. La prueba está en que una gran mayoría de las personas no rellenaron aquello.

En Pymes y Autónomos|La experiencia de cliente como estrategia de negocio,Perfiles de venta que tu empresa no debe tener

Imagen|Víctor Gutiérrez Navarro

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio