Compartir
Publicidad

Cómo lograr que un titular se traduzca en ventas

Cómo lograr que un titular se traduzca en ventas
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

"De media, el titular se lee cinco veces más que el cuerpo del texto", David Ogilvy. Tenía toda la razón. Y si trasladamos esta idea a la actualidad, más.

Redactar un buen copy requiere de tiempo y esfuerzo, ¿lo vamos a echar a perder todo por un título invisible? Los títulares están presentes en Twitter, en Facebook, en tu blog, en una llamada a la acción para así lograr una venta o un suscriptor.

Toca a la puerta con firmeza

Elige un titular que despierte curiosidad del lector. Cada vez disponemos de menos tiempo y de más impactos visuales. Llamar la atención de un lector es un triunfo. Una vez logrado ese paso, llévalo de la mano.

El titular debe dejar claro a quién te estás dirigiendo. ¿Compradores de un determinado teléfono móvil? por poner un ejemplo.

Ofrece algo jugoso dirigido a ellos. Emplea como bien dice Ivo Fiz palabras poderosas, ese tipo de palabras que despiertan nuestro interés.

  • Atención
  • Resultado
  • Garantizado
  • Ahora
  • Descubre
  • Fácilmente

¿Qué pasa con el contenido?

Bien, hemos conseguido que un futuro cliente se detenga a leer un artículo, un anuncio, o cualquier llamada a la acción. Conseguimos tocar con fuerza a su puerta, ahora nos falta mostrar un contenido práctico.

El método AIDA no pasa de moda.¿Pero qué es AIDA?

Una fórmula utilizada tanto por publicistas, copywriters y profesionales dentro del ámbito del marketing. Seguro que os resulta familiar pero merece la pena recordarla.

ATENCIÓN:capta la atención de tus lectores.

INTERÉS: despierta en ellos el interés por la solución que propones.

DESEO: intensifica el deseo que tienen por tu solución.

ACCIÓN: pídeles que actúen de una determinada manera.

Dream.

Llevar el método AIDA a la práctica

En el texto queremos mostrar la solución a su problema. "¿Quieres seguir perdiendo tiempo eligiendo tu teléfono móvil?", con este tipo de preguntas nos ponemos en su lugar.

También podemos contar una historia breve que refleje cómo el protagonista logró arreglar su problema gracias a nuestra solución.

Para despertar su deseo, no sólo hay que hacer hincapié en la parte práctica de nuestra propuesta, sino en la carga emocional que todo mensaje conlleva. ¿Qué cambio logrará si adquiere nuestro producto?

Y por último, viene la parte más importante, la llamada a la acción. Tal vez la más compleja.

Para ello debemos:

  • Pedir varias veces lo que necesitemos (que compre nuestro producto, que nos deje sus datos, que contrate nuestros servicios)

  • Facilita el proceso de compra

  • Recordemos alguno de los beneficios de nuestra propuesta

  • Ofrece descuentos, algún privilegio por ser cliente...

En Pymes y Autónomos|El contenido original para tu web, clave para el posicionamiento en los buscadores.

Imagen|Alexa_Fotos|Wokandapix

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio