Compartir
Publicidad

¿Tienes un día en el que no sale nada? Prueba con las tareas menos exigentes

¿Tienes un día en el que no sale nada? Prueba con las tareas menos exigentes
0 Comentarios
Publicidad

Esos días en los que no sale nada. En los que pasan las horas y la lista de trabajos pendientes no tiene un solo tachón. No hay una mínima concentración para avanzar y las ideas no terminan de fluir. Es humano. Pero también frustrante. Es en esos días en los que las tareas de baja intensidad pueden resultar muy útiles.

Son las tareas que no requieren una energía muy grande, ni una concentración excesiva. Son esas tareas que, además, sigues posponiendo una y otra vez porque resultan casi una pérdida de tiempo en tu día a día. Pues son esas las que pueden desbloquear un día para olvidar.

Desde hacer una limpieza de correo, ordenar el espacio de trabajo, archivar las últimas tarjetas de visita recopiladas tras las entrevistas de la semana anterior, hacer esas gestiones administrativas para las que nunca hay tiempo... Muchas son esas tareas de baja intensidad.

Pero, realmente, ¿por qué son útiles para esos días improductivos? Yo destacaría tres razones:

  • Aprovechas tiempo que, de otra manera, sería desperdiciado. En vez de lamentarte por ser un día improductivo y no haber aprovechado todo el tiempo, lánzate a cumplir esa lista de tareas menos exigentes.
  • Efecto psicológico de avance. No hay nada como ir tachando de una lista una serie de tareas para tener la sensación de que, aunque sea a menor ritmo y con un guión que no era el previsto, se avanza.
  • Desbloqueo mental. Ocupar la mente en otra tarea puede resultar útil para oxigenarla y permitir que lleguen nuevas ideas.

Y tú, ¿usas esas tareas menos exigentes?

En Pymes y Autónomos | Cronometra el tiempo que le dedicas a las tareas para detectar ‘fugas’, Medidas para que el teletrabajo no sea improductivo Imagen | giuseppesavo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio