Compartir
Publicidad

Por que España está a la cabeza en Europa de empleados buscando cambiar de trabajo

Por que España está a la cabeza en Europa de empleados buscando cambiar de trabajo
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Periódicamente se publican los datos de Randstad Workmonitor que ofrece una estadística de trabajadores que están ocupados, pero buscan de forma activa otro empleo. Y los resultados no dejan lugar a dudas, siempre aparece España a la cabeza en Europa de empleados buscando cambiar de trabajo.

A pesar de que las estadísticas han descendido, en el último estudio eran un 13% del total de ocupados, suponen una cifra nada despreciable de dos millones y medio de trabajadores activos que buscan cambiar de empresa. Una mala señal se mire por donde se mire. Porque significa que no están contentos en sus puestos actuales.

Pocas posibilidades de mejora en nuestra empresa

Podemos pensar que se trata de algo lógico dadas las altas tasas de temporalidad de nuestro país. Y no estaríamos equivocados, no sería el único motivo en todo caso. El porcentaje de trabajadores que buscan cambiar de trabajo está en el grupo entre 25 y 45 años, justo cuando se está labrando nuestra carrera profesional.

No es precisamente el que sufre en mayor medida la temporalidad, que afecta sobre todo a los más jóvenes. Parece que también la posibilidad de desarrollar la carrera profesional dentro de la empresa también influye. O dicho de otra manera, no se tira de cantera a la hora de promocionar.

Y esto provoca un círculo vicioso. Más rotación de personal, no voy a invertir en formación para alguien que mañana se puede ir a la competencia. Por lo tanto, un personal menos formado y menos productivo. También más descontento, porque la formación es parte de esta estrategia de retención del talento y posibilidades de mejora en la empresa.

La realidad es que los empleados descontentos son los más propensos a buscar nuevas oportunidades. También que solo los mejores tendrán posibilidad de cambiar de trabajo. Dicho de otra manera, el talento emigra, mientras que el empleado más mediocre tiende a acomodarse en las diferentes empresas.

Esto es cierto hasta un punto, el empleado medio de una organización puede suponer para otra empresa un plus de talento. En todo caso también hay algo cultural. ya que se ha perdido el miedo al cambio y todos sabemos que a menos que seas funcionario es prácticamente es imposible finalizar nuestra vida laboral en la empresa en la que empezamos, como si ocurrió en generaciones anteriores.

Imagen | Alexas_Fotos

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio