Compartir
Publicidad

¿Puede ser útil cambiar de sitio periódicamente a los trabajadores en la oficina?

¿Puede ser útil cambiar de sitio periódicamente a los trabajadores en la oficina?
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

¿Te imaginas que en tu oficina cambiárais cada seis u ocho meses los puestos de los trabajadores? ¿Sería, realmente, productivo? Existen experiencias de pequeñas empresas que han decidido hacerlo con el objetivo de crear nuevas relaciones dentro de la plantilla. Sin embargo, como todo, acarrea serias dificultades en el funcionamiento. ¿Compensa?

Una de esas experiencias la protagoniza la startup HubSpot, especializada en el marketing online. La firma, hoy con una plantilla de más de 700 trabajadores, va intercambiando de forma periódica las ubicaciones con dos objetivos: reducir las dificultades para generar relaciones más allá de los compañeros más cercanos y, a la vez, eliminar barreras de los departamentos. En una entrevista en Business Insider, su director de Marketing, Mike Volpe, explica cómo lo han hecho.

Cuando la compañía la formaban unos 40 trabajadores, todo era más fácil: un sorteo, sin más. Ahora, con más de 700, siguen manteniendo la política de cambios de sitio pero lo hacen con una lógica: continúa la ‘lotería’ para elegir el sitio pero agrupando a las personas en base al mercado al que se dirige. Es decir, clientes empresariales, mercado medio u otras industrias específicas.

Ventajas y desventajas

Las ayudas entre los distintos departamentos, gracias a estas mezclas aleatorias, la creación de relaciones y el fomento de una mayor unión del equipo, o el incremento de la productividad por ese bienestar personal en la oficina son las ventajas de esta política señaladas por el directivo de la compañía. No son nada despreciables.

Pero está la cruz de la moneda. Existen también desventajas importantes. La fundamental: la gestión. Para que esta política pueda funcionar necesita de la implicación de los trabajadores, de una buena organización… Algo que no siempre está presente en una pequeña empresa. No resulta, en absoluto, sencillo poner en marcha.

Más cercanía

Sea esta una opción acertada o no, la realidad es que la forma en la que se distribuye el equipo en una oficina no es baladí. Tiene mucho que ver con los resultados futuros por muchas razones. Ya en un artículo hace unos meses, señalábamos un reportaje publicado por el Wall Street Journal bajo el título ‘La nueva ciencia de quién y dónde se sienta en el trabajo”.

En ese mismo artículo aludíamos a un dato revelador aportado por la compañía Sociometric Solutions: la probabilidad de que los trabajadores interactúen con alguien que esté algo más alejado es inferior al 10%. Eso hace que la rotación pueda ser una buena forma de crear esas nuevas relaciones dentro de la propia empresa.

La duda estriba en si, realmente, ir cambiando con tanta asiduidad los puestos de trabajo en la empresa tendrá los efectos deseados. Si, a la postre, tanta modificación hará difícil la concentración o si, por el contrario, despertará una mayor motivación y mejores resultados en la empres. Al menos la experiencia de esta compañía, tanto cuando podía distribuir a su plantilla en una sola habitación como cuando suma varios cientos de empleados, es positiva.

Y tú, ¿has tenido experiencias en ese sentido en tu empresa? Compártelas en los comentarios.

En Pymes y Autónomos | ¿Es importante la forma en la que ubicar a los trabajadores en la oficina?, Unificar las sedes y eliminar el teletrabajo para hacer ‘piña’: el caso de Yahoo Imagen | mrdorkesq

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio