Compartir
Publicidad

¿Ocupas tu tiempo con las tareas que, realmente, te harán avanzar?

¿Ocupas tu tiempo con las tareas que, realmente, te harán avanzar?
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Trabajar doce horas diarias, tener la lista de tareas a rebosar o haber contestado a cincuenta correos electrónicos en una tarde no quiere decir que se sea más productivo que los demás. Como siempre, no se trata de una cuestión de cantidad, de medir al peso, sino de calidad en lo que se hace. De entender que cada minuto invertido del tiempo debe ir dirigido a las prioridades.

En un interesante artículo en la edición norteamericana de Forbes, analizan esa cuestión y ponen de ejemplo al entrenador de baloncesto de aquel país John Wooden. Preguntado por su éxito en la vida, él respondía: el factor clave para ello es no confundir nunca la actividad con los logros profesionales.

Seguramente sea una consecuencia directa de ese ‘presentismo’ tan extendido como inútil en las empresas. Estar por estar. Acumular horas en el haber del trabajador (o del jefe), aunque ésas no hayan sido, en absoluto, productivas. Sumar tiempo, sin valorar si éste ha sido, realmente, aprovechado y explotado. Si ha servido para alcanzar las metas fijadas a priori.

Algunos expertos señalan la idoneidad de señalar prioridades ineludibles en las listas de tareas. No ‘atacar’ a lo urgente, sino concentrarse en lo importante. En las tareas efectivas que harán avanzar el proyecto (empresarial o personal). A veces se podrán detectar fácilmente y otras no tanto. En ambos casos, se necesitará tener claro hacia dónde se va y qué es lo que queda por hacer para llegar allí.

Nos han hecho pensar, tras años sin medir de manera efectiva los objetivos, que el baremo del ‘peso’ y la cantidad es el correcto. Cuantas más horas se trabajen, más resultados acabarán llegando. Es decir, el tiempo como factor y no que ese factor sea el cómo se utilizan esos minutos.

Pararse justo al final de la jornada, cuando ya se planea el ‘menú’ de trabajo del día siguiente. Pensar si, realmente, todo lo hecho durante el día ha permitido avanzar, lo máximo posible, hacia esos objetivos últimos. Si la respuesta es afirmativa, perfecto. Si no lo es y así ocurre muchos días seguidos, habría que pensar si es necesario cambiar.

En Pymes y Autónomos | Cronometra el tiempo que le dedicas a las tareas para detectar ‘fugas’, Cuando el tiempo puede ser un buen argumento de venta de tus servicios, Dispensas de la jornada laboral que se consideran tiempo trabajado Imagen | epSos.de

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio