Publicidad

No quiero trabajo flexible, quiero desconectar cuando cierro la puerta de la oficina

No quiero trabajo flexible, quiero desconectar cuando cierro la puerta de la oficina
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

El trabajo flexible es uno de los conceptos de los que más se está hablando en los últimos tiempos. Pero sin embargo hay mucha gente que le ve más inconvenientes que ventajas, especialmente un mundo hiperconectado como el actual. Y su argumento es siempre muy similar: "No quiero trabajo flexible, quiero desconectar cuando cierro la puerta de la oficina".

Porque en muchos casos se trata de una flexibilidad mal entendida, ya sea por parte de la propia empresa o del trabajador. Si hablamos de tener una horquilla de horas de entrada y salida en las empresas, algo bastante habitual en determinados sectores, los empleados se muestran más receptivos.

Pero la flexibilidad para muchos implica que en lugar de quedarse en la oficina para realizar determinadas tareas extra, que no se han podido acabar en el horario laboral habitual, nos vamos a casa y lo hacemos desde allí. Y esto es un problema para muchos, por diferentes motivos:

  • Porque en casa no tienen un espacio adecuado para trabajar, y acaban haciéndolo en un rincón de una sala común, por donde todo el mundo pasa y es complicado concentrase.
  • O acabamos por trabajar cuando todo el mundo duerme, ya sea a última hora de la noche o a primera de la mañana, con lo cual llegamos más cansados al trabajo y rendimos menos.
  • Muchos no son capaces de desconectar, y si tienen las herramientas adecuadas, cuando llega un correo o mensaje fuera de horas se conectan para resolver alguna cuestión puntual.

Y si reconocen que pueden tener ventajas, puesto que si un día lo necesitaran podrían quedarse en casa trabajando, pero en muchos casos se prefiere diferenciar los ámbitos, el trabajo en la oficina y la familia en casa. Esto en muchos casos les ayuda a limpiar su cabeza de temas laborales y evitar acumular estrés disfrutando o padeciendo a su familia o con sus aficiones preferidas.

Incluso conozco casos de bastantes trabajadores que si han tenido que trabajar un sábado o durante un fin de semana prefieren acudir a la oficina, estar tranquilos y acabar lo antes posible, que enfrentarse al trabajo desde casa. Incluso contando el tiempo de desplazamiento acaban antes que si quieren hacerlo en casa.

Imagen | igorovsyannykov

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir