Compartir
Publicidad

Lo que la Fórmula 1 nos ha enseñado a las pequeñas empresas en 2009

Lo que la Fórmula 1 nos ha enseñado a las pequeñas empresas en 2009
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Anda revuelto el mundo de la Fórmula 1 esta temporada. Los cambios en el reglamento que entraron en vigor este año y las restricciones presupuestarias han provocado un cambio radical del escenario de las carreras, hasta tal punto que si alguien nos hubiera dicho que Jason Button iba a llevar 5 victorias de 6 carreras disputadas, le habríamos reservado plaza en al manicomio.

Estamos viendo en cada carrera como un equipo modesto, Brawn GP, se está llevando el gato al agua, superando a los clásicos (McLaren, Ferrari,...) con presupuestos mucho mayores y con más medios a su disposición para poner en la pista un coche ganador. Esto da que pensar y pone de manifiesto una vez más la importancia de contar hoy en día con una empresa flexible y ágil, si se quiere sobrevivir en un entorno de cambio constante, turbulento.

Así lo cuenta Antoni Gutiérrez-Rubí en un interesante artículo, en el que recopila un conjunto de reflexiones sobre el asunto y las sintetiza en las siguientes 10 lecciones empresariales de Brawn GP:

1. La irrupción de lo imprevisto (una oportunidad en el reglamento de la F-1).
2. El triunfo de la creatividad y la simplicidad (el viejo-nuevo difusor).
3. La estrategia ganadora (las ideas frente a la fuerza).
4. La combinación de experiencia y juventud (la fórmula ganadora).
5. La ambición calculada (un coche sin patrocinadores: ya vendrán).
6. La rapidez como actitud colectiva (formaron un equipo en tres semanas).
7. El desafío de lo establecido (una nueva escudería en el imperio de los clásicos).
8. El caos es una oportunidad (los grandes se adaptan mal al desconcierto).
9. El tiempo de los audaces (la compra de Honda, volver a empezar).
10. El triunfo del trabajo bien hecho (equipos ágiles con hambre de gloria).

Trabajar con procesos flexibles es cada vez una necesidad que cobra mayor importancia. En un entorno como el actual, de enorme competencia y de cambios constantes, contar con una estructura rígidas, puede ser un lastre imposible de superar ante determinados cambios en el mercado. Hoy en día hay una serie de empresas atravesando graves dificultades, mientras otras son capaces de sobrevivir e incluso las hay que salen reforzadas. Este caso de la Fórmula 1 me recuerda al de las discográficas y su pésima estrategia ante la distribución de música. Han dejado escapar un importante negocio y lo han dejado en manos de empresas como Apple o Microsoft, que tradicionalmente estaban enmarcadas en otro sector, el de la informática.

Recomiendo la lectura completa del post de Antoni, que nos servirá para aprender la lección de la Fórmula 1 y, de paso, para levantar la moral un poco: No todo va a ser una visión negativa de las cosas por culpa de la crisis. Hay oportunidades y se presentan ocasiones para que las pequeñas empresas sean las que marquen el camino.

Vía | Juan Freire
Imagen | Mypoorbrain

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio