Compartir
Publicidad

La manera correcta de rechazar una oferta de trabajo

La manera correcta de rechazar una oferta de trabajo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Se ha puesto de moda publicar en redes sociales, ofertas de trabajo que demandan mucho a un profesional, como si éste pudiera realizar el trabajo de una plantilla.

Pero, ¿y al contrario? ¿Qué sucede con los reclutadores que hacen públicas los mensajes de rechazo a un empleo por parte de un trabajador? ¿Es lícito? ¿Aporta una buena imagen a la empresa?

No todo se puede publicar en redes sociales

En algunas redes profesionales, los responsables de Recursos Humanos, tienden a hacer públicas, las respuestas de rechazo por parte de algún trabajador que por diversas razones, ha decidido decir no a una hipotética perfecta oferta de empleo.

Este tipo de estrategia, busca mostrar a los seguidores de la organización (incluso a curiosos) las maneras en las que no debe expresarse un futuro empleado.

Los términos son similares a esto:

"Cómo no contestar cuando un Recruiter se interesa por tu perfil y es él/ella la que directamente te pide si puede enviarte más información sobre la oferta de empleo que cree perfecta para ti"

Este tipo de "linchamiento" en público de una persona que simplemente tiene trabajo y expresa con corrección que las condiciones laborales de las que disfruta son mucho mejores que lo que le ofrecen, hacen un flaco favor a los responsables de captar talento para la empresa.

¿Cómo deberíamos responder ante una oferta que no nos seduce? Ni a nivel económico, o por cualquier otra circunstancia. En este caso, la persona decidió destacar los aspectos positivos de su actual puesto de trabajo (buenas condiciones laborales, cerca de su domicilio y un gracias como despedida)

Leemos a diario:

1) Cómo afrontar una entrevista de trabajo

2) Cómo vestir en una entrevista de trabajo

3) Cómo escribir una buena carta de presentación

4) Cómo redactar el currículum perfecto

¿Pero cómo debemos rechazar una oferta sin el temor a que nuestra respuesta no sea del agradado del "experto" en Recursos Humanos?

No hay respuesta. Las críticas recibidas hacia la persona que hizo público el desplante de este trabajador han sido numerosas y han ido en contra de quien pretendía humillar y dar lecciones de cómo sí se debe contestar.

La reflexión que extraemos, es la de ser sinceros, correctos y escuetos. ¿Lo demás? No está bajo nuestro control. Hoy día, la privacidad es un lujo, incluso en lugares donde a priori, prima la profesionalidad.

En un mercado laboral repleto de supuestos expertos, ¿quién controla a los que se creen poseedores de la verdad absoluta?

En Pymes y Autónomos|Rotación constante en plantillas, el fracaso de la política de recursos humanos

Imagen|Geralt

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio