Publicidad

La inteligencia emocional te ayudará a sobrellevar el estrés a la vuelta de vacaciones

La inteligencia emocional te ayudará a sobrellevar el estrés a la vuelta de vacaciones
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Hoy es el día en el que muchos de los trabajadores vuelven a sus empresas. Después de un merecido descanso se reincorporan mucho más relajados y con las pilas cargadas para afrontar el último tramo del año. Pero si no tenemos cuidado tardamos poco en volver a la frustración y el estrés de antes del descanso. Por eso es el momento de poner en práctica la inteligencia emocional.

Se trata de saber controlar mejor todas estas situaciones que sabemos que se van a producir en nuestra compañía a lo largo de los meses. Sobre todo cuando se alcanzan picos de trabajo. La clave principal está en saber identificar cómo nos afectan y aprender a controlarnos para que no lo hagan en la misma medida.

Ya sabemos el nivel de estrés que hemos acumulado antes de vacaciones. Lo que tenemos que pensar es si queremos volver a tener un año igual. Esta es una motivación muy potente, ya que todos sabemos que una situación de este tipo prolongada en el tiempo no es sostenible y acaba por explotar, ya sea en el trabajo, ya sea muchas veces en casa.

Para mejorar tenemos que empezar a empatizar con los demás, no solo saber ponernos en su lugar, sino también detectar las emociones del resto y cómo les afectan. Y a la vez saber relativizar, porque muchas de las situaciones que nos frustran y generan estrés no está en nuestras manos resolverlas.

Hay que ser capaces de apartarnos de esos compañeros conflictivos que sabemos que nos sacan de quicio. No se trata de que no colaboremos con ellos, sino de intentar mantener una relación lo más aséptica posible. No puede afectarnos emocionalmente cualquier cuestión laboral. Tampoco tiene que salirse siempre con la suya, algo que ocurre en muchas ocasiones para no discutir. En caso de no ponernos de acuerdo que decida el responsable.

Por último utilizar lo que yo llamo "la táctica de Las Vegas", es decir, lo que pasa en el trabajo se queda en el trabajo. Al salir por la puerta dejamos dentro los problemas o frustraciones. No hay que llevárnoslos en la mochila emocional y dejar que nos afecten más de lo necesario.

Imagen | Anemone123

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir