Compartir
Publicidad
Publicidad

Dime que cuantificas y te diré cómo es de productiva tu empresa

Dime que cuantificas y te diré cómo es de productiva tu empresa
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Hay que medir para poder mejorar. ¿Pero que se mide en las empresas? Normalmente se miden las ventas, la facturación, el beneficio neto, etc. Cantidades económicas, pero menos los recursos que se invierten para lograrlos o el rendimiento que obenemos de los mismos. En definitiva podemos aplicar esto de dime qué cuantificas y te diré como es de productiva tu empresa.

Un ejemplo claro lo tenemos en las empresas que miden el tiempo. Para mejorar la producción hay que tener más horas de trabajo. Si no se mejora la productividad, la única forma de sacar más trabajo adelante es echar más horas. Algo que es un error.

Por un lado si se mide cuántas horas se está en la oficina corremos el riesgo de que la productividad caiga de forma directamente proporcional. A más horas trabajadas, menos productividad se logra. Es uno de los estigmas de la cultura del presentismo.

Por otro lado si se mide cuantos proyectos se han finalizado, pero se despercia el tiempo que se ha invertido en los mismos tampoco avanzamos. Cuantificar la desviación de las horas invertidas en un proyecto es una medida clara de cuánto dinero hemos dejado de ingresar o por qué el proyecto no ha salido rentable, pero también de la productividad del equipo que lo ha llevado a cabo.

En la empresa de hoy en día es fundamental ser capaces de medir la producitividad de cada uno, los logros conseguidos, o las tareas que aportan valor. De otra manera es imposible hacer un planteamiento para mejorar. Y luego las cifras no salen, pero no se sabe muy bien por qué.

En Pymes y Autónomos | Cómo lograr el éxito de un equipo multifuncional

Imagen | Morgue File

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio