La digitalización de las empresas traerá una secuela, menos empleo y pero más cualificado

La digitalización de las empresas traerá una secuela, menos empleo y pero más cualificado
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

Con el inicio de la crisis económica asociada al coronavirus ya se advertía que se iban a producir cambios en el escenario empresarial y laboral cuando todo volviera a la normalidad. Y se pensaba en apenas unos meses. A media que pasa el tiempo los cambios se consolidan más y la distancia entre el punto de entrada en la crisis y el de salida es más grande, tanto para empresas como para trabajadores. Un aspecto básico para salir antes y mejor en la que la mayoría de los expertos están de acuerdo es la digitalización de las empresas, pero traerá una secuela, menos empleo y más cualificado.

Si hacemos caso a las principales proyecciones que han generado diferentes estudios, uno de cada siete trabajadores perderá su puesto en los próximos 10 años. Y esto se acelera mucho con la puesta en marcha de la digitalización de las empresas. Muchas de ellas van a poner en marcha estos procesos y puede que necesiten menos mano de obra y a la vez un empleado más cualificado.

La cuestión es que habrá muchos que queden atrás. Todo depende de la velocidad a la que se produzcan los cambios. Cada vez se dan más rápido, pero en este caso tenemos activadores muy potentes, como una crisis económica que siempre produce convulsiones, los fondos europeos que van a ayudar a las empresas invertir en digitalización. Y los empleados no siempre se pueden adaptar a las nuevas habilidades que necesitarán las empresas.

Porque la digitalización, como cualquier cambio profundo en la actividad productiva, generará nuevos puestos de trabajo. ¿Quién pensaba hace 15 años que iba a ser desarrollador de aplicaciones para teléfonos móviles? Y sin embargo es una de las profesiones más demandadas.

Las profesiones emergentes abarcarían un amplio rango sectores como, por ejemplo, la economía verde, el análisis de datos o la inteligencia artificial. Pero es complicado que alguien como un camarero que pierda su puesto de trabajo pase a ser experto en inteligencia artificial de la noche a la mañana. O un contable que ve como sus tareas son automatizadas puede buscar empleo como analista de datos.

Pero el cambio no afecta solo a aquellos que pierdan su trabajo que necesariamente van a tener que sufrir un proceso de readaptación para mejorar sus posibilidades de conseguir un nuevo empleo. También se verán afectados aquellos trabajadores que continúan en sus empresas, dado que tienen que adaptarse a nuevas herramientas.

El empleado que no sepa trabajar en equipo, adaptarse a herramientas digitales, poder ser más autónomo o una mejor tolerancia al estrés. Estas nuevas herramientas al final tienen que lograr una rentabilidad mejorando la productividad, lo que supone más presión y es necesario saber gestionarlo.

Temas
Inicio