Publicidad

Cuando en tu nuevo trabajo te reciben con una alfombra roja

Cuando en tu nuevo trabajo te reciben con una alfombra roja
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Estamos acostumbrados a que el primer día en un trabajo sea sinónimo de estrés, caos y de andar algo perdido. Quizás haya buenas intenciones pero la falta de tiempo o de costumbre, no dejan espacio para que nadie te indique mínimamente qué funciones desempeñarás y otros datos de importancia.

El hecho de que alguien nuevo se incorpore a la plantilla tampoco es sinónimo de alegría, de hecho se recibe a la persona con cordialidad y poco más. Por esta razón, llama la atención que empresas como MediaShoppers, hagan sentir al nuevo trabajador como alguien valioso y como una noticia positiva para toda la empresa.

Obsequios para el nuevo por parte de la empresa, él es la estrella

La empresa no sólo se ha limitado a ofrecer su mano o dar una palmada en la espalda a la nueva trabajadora. Porque el responsable de la organización considera que:

Se suele pensar que es el trabajador quién tiene que estar agradecido a la empresa por darle un trabajo, un sueldo, etc... Yo creo que es al revés, las empresas/empresarios tenemos que estar muy agradecidos a los trabajadores por confiar su futuro profesional, su crecimiento y desarrollo en nosotros. Por eso en MediaShoppers nos gusta recibir a nuestros nuevos compañeros/as lo mejor posible.

Y no se trata sólo de palabras, la imagen que acompaña al texto nos deja ver varios regalos que no me importaría recibir: ¿Un portátil? ¿Una mochila? ¿Una agenda? ¿Un móvil? y una tarjeta personalizada donde se dedican unas palabras de bienvenida a la nueva trabajadora. ¿Es real? Sí.

Una acción de marketing por parte de la empresa o una filosofía que perdurará en el tiempo

Una vez esta noticia ha sido recogida por algunas redes sociales y recibido aplausos virtuales, falta ver que esta estrategia donde la cordialidad y la sensatez parecen sinceras, perduren en el tiempo. Y que la trabajadora se sienta bien en la empresa por otras cuestiones importantes: salario, conciliación y ambiente laboral.

Pero si nos dejamos llevar por el positivismo, qué bueno sería que en todas las empresas se recibiera al empleado dándole las gracias de antemano, puesto que es una pieza valiosa del engranaje.

¿La realidad? No es siempre así. Y si consigues que algún superior o jefe intermedio te diga 'gracias' ya te puedes dar con un canto en los dientes. Sigamos soñando o conformándonos con tener buenos compañeros que ya de por sí es un gran regalo.

Imagen|Pixabay

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir