Compartir
Publicidad

Cuando te incorporas de vacaciones y te das cuenta que te fuiste sin hacer los deberes

Cuando te incorporas de vacaciones y te das cuenta que te fuiste sin hacer los deberes
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El año laboral es bastante largo y estresante. Muchas empresas están deseando tomarse unos días de vacaciones y olvidarse un poco de todo. Y ese es precisamente el problema con el que se encuentran a su vuelta, que se fueron sin los deberes sin hacer. Y ahora toca ponerse las pilas para iniciar el nuevo curso en óptimas condiciones.

Un ejemplo sencillo es el rendimiento de las herramientas de trabajo disponibles. En muchos casos los ordenadores que se utilizan necesitan un buen mantenimiento o incluso un cambio. Pero poco se ha hecho más allá de colgar el cartel de cerrado por vacaciones. Quizás por eso ahora es el momento en el que todos tienen prisa por ponerse al día.

Porque saben que a lo largo del año es complicado realizar según que cambios. Y llegado el momento de máxima acumulación de tareas se trabaja a máximo rendimiento y no se puede parar. Es el momento de camina o revienta, donde sabemos que nos penaliza la productividad y poco podemos hacer para solucionarlo.

Ocurre también con los clientes, a los que en muchos casos se ha dejado abandonados y cuando se vuelve de vacaciones nos encontramos que tenemos una pila de problemas que solucionar además del trabajo habitual por estas fechas. Y empezamos la semana a pleno rendimiento.

Esto por no hablar de las sorpresas que podemos encontrarnos en el correo electrónico. Volver y tener la bandeja de entrada pendiente de cosas que puede que hace dos semanas no fueran urgentes, pero que ahora ya empiezan a serlo no es fácil de gestionar. Todo esto se puede evitar con una buena planificación.

Pero a veces lo único en lo que se piensa es en marcharse y poco más. Y en septiembre se empezarán a pagar las consecuencias. Si al menos una vez puesto todo en orden se volviera a pensar en las necesidades de cara al nuevo año tendríamos algo avanzado, pero en muchos casos simplemente se aguanta trabajando de la misma manera hasta que ya no se puede más.

En Pymes y Autónomos | Volver de vacaciones con las ilusiones renovadas

necesita más, mucho más.

Hasta el propio Ministro de Agenda Digital lo reconoció en su momento. Esta cantidad no deja de ser sino maquillaje, ya que su impacto en el ecosistema empresarial de nuestro país es prácticamente nulo. La convocatoria recoge más de 400 especialidades formativas, 226 nuevas y otras 180 actualizadas, que responden a las necesidades de adquisición de competencias identificadas por la negociación colectiva estatal.

Se dará prioridad para el acceso a los cursos a las mujeres, personas con discapacidad y personas trabajadoras con un bajo nivel de cualificación o los mayores de 45 años. Lo cierto es que puede que mejore la empleabilidad de aquellos que realicen los cursos, puesto que además también pueden acceder personas en desempleo siempre que no superen en un 30% el total de participantes.

Lo cierto es que si lo que se pretende es mejorar las posibilidades de adopción de la digitalización, tan necesaria en la empresa española, no servirá de mucho. Es importante que las empresas sepan como les beneficia esta adopción de la digitalización, cómo sacarle partido y para eso se necesitan empleados formados y no basta con parches para mejorar las capacidades de unos pocos.

Además también es importante romper con la resistencia al cambio que muchas veces tienen los propios empleados. A veces esta digitalización tarda más en adoptarse o fracasa en el intento por el boicot de los propios trabajadores, que lo ven como una amenaza, no como una ayuda. Por eso la formación en esta área es básica para avanzar en la digitalización de la empresa.

Pero es que con esta cantinela llevamos desde la salida de la crisis económica. Y no por mucho repetir que las empresas tienen que adoptar la digitalización lo van a hacer. Se necesita que realmente vean su beneficio y luego tener a las personas adecuadas para liderar el cambio y hacer el el ROI se produzca en el menor tiempo posible.

En Pymes y Autónomos | Digitalizar la pyme no es una opción, es una obligación para sobrevivir

Imagen | rawpixel

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio