Compartir
Publicidad

¿Crónica de la muerte anunciada de una startup?

¿Crónica de la muerte anunciada de una startup?
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace nada os traía una charla de Carlos Polo a propósito de la sobrevaloración del fracaso. Hoy, insistiendo en ello, os dejo la crónica de la muerte anunciada de una startup, o casí.

Decía Polo en su presentación que el fracaso es una experiencia personal, y que difícilmente uno aprende del fracaso de los demás. posiblemente sea cierto, pero en el caso que nos ocupa se están tomando las molestias de que nos sirva de aprendizaje a todos.

Mi startup morirá dentro de 120 días.

Asó comienza ésta crónica Rafa Vargas, CEO de selectomer, startup cuya apuesta en el mundo del eshopping es preferya.

Después de este impactante arranque Rafa nos explica que esos son los días que le quedan de vida a la empresa teniendo en cuenta su burn rate, la salida de caja mensual. Y nos explica las intenciones que tiene.

Mientras se acerca el momento de echar la persiana definitivamente, voy a tratar de compartir la experiencia en una serie de artículos. Pero antes voy a contaros el estado de la situación y cómo hemos llegado hasta aquí.
Hoy, día 1 de agosto de 2014, el equipo de selectomer somos unos cuantos más y sólo tenemos caja hasta diciembre. De nuestra capacidad para dar respuesta sólida a las necesidades reales de los compradores y los vendedores online depende nuestra supervivencia. Nuestra startup debe enfrentarse a una reestructuración que iré documentando mientras sucede y que debería salvarnos. Si no, contaréis con un bonito documental de cómo quiebran las startup en España.

A partir de aquí, en una serie de entregas, Rafa nos desgrana todos los problemas, fallos, errores, que han padecido o tenido, y que les está llevando a esta situación. Por citar sólo algunos:

  • Problemas de comunicación con respecto a lo que el producto soluciona.
  • Equipos excesivamente homogéneos y sin experiencia ni conocimientos en materia de gestión empresarial. Y sin pacto de socios.
  • Falta de tesoreria para poder pivotar o reorientar la empresa.
  • Confianza excesiva en incubadoras, subvenciones, etc...

Por el momento lleva 5 entregas en su blog, que me resultan muy instructivas. Le deseo toda la suerte del mundo en este intento de hacer visible su empresa a la par que intentar recabar apoyos de todo tipo ( suscripciones a su producto, ideas, inversores, etc).

Si he de ser franco lo veo complicado. No estoy seguro que una iniciativa como esta desencadene la masa crítica de usuarios y clientes que permita la viabilidad del proyecto. Casí que diría que la sinceridad esta sobrevalorada, y cuando sabes que una empresa pocos se suben a ella.

En cualquier caso mucha suerte y ojalá me equivoque.

Más información | Rafa Vargas, Selectomer

En Pymes y Autonomos | Startup.com, el documental definitivo sobre emprendedores tecnológicos

Imagen | Steven Depolo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio