Compartir
Publicidad

Cómo aprender a valorar los buenos momentos aunque seas autónomo

Cómo aprender a valorar los buenos momentos aunque seas autónomo
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace unos días hablábamos sobre la importancia del sentido de humor, o de un buen ambiente en la empresa. Un tema tan importante como que las cuentas salgan a fin de mes. Relativizar los problemas es propio de personas con la autoestima alta y con confianza. Eso no significa abandonar el barco cuando hay conflictos.

Mantener una actitud realista siendo autónomo es casi una obligación y una realidad, pero aprender a valorar los buenos momentos también. No es un líder aquel que está al frente de un numeroso grupo de empleados, también lo eres tú que sorteas obstáculos solo. Como dice el lema del cuidador: "Si tú no te cuidas, cómo vas a cuidar de otro". Con tu empresa sucede lo mismo, estés tú o cinco personas a tu cargo.

Establece prioridades

En el día a día te enfrentas a situaciones en las que tienes que elegir entre diferentes opciones casi sin pensar porque no dispones de tiempo. Esto es difícil, pero necesario para poder atender las obligaciones laborales.

El acelerador suele estar pisado al máximo. Apenas dispones de unas horas para reflexionar sobre una decisión que puede ser trascendental para tu equipo y para ti. Por ello, si no puedes tomar unas vacaciones largas, sí deberías replantearte si te puedes permitir unos días para ti. Alejado del trabajo.

Olvídate de las prisas

Fácil de decir, pero no imposible de llevar a cabo. Un autónomo siempre tiene prisa. Y mil obligaciones pero al menos durante un par de días conviértelo en una obligación. Una persona estresada, de mal humor, agotada mal líder puede ser. Cuando en nuestro cerebro hay demasiada información y nulo descanso, es sinónimo de decisiones erróneas.

"La felicidad no es hacer lo que uno quiere, sino querer lo que uno hace" Jean-Paul Sartre (filósofo y escritor)

Tú decides cómo quieres vivir, haciendo las cosas rápido y sin prestar atención o realizándolas a un ritmo que te permita disfrutar, dentro de las posibilidades de cada trabajo, de lo que haces y de las personas que tienes a tu alrededor; y es que el estilo de vida está directamente relacionado con la forma de ser.

Muévete, corre, camina, haz pesas de 1 kg

No se trata de correr maratones como si no hubiera un mañana. Si miramos a nuestro alrededor se ha convertido en una moda y prácticamente en una obsesión para algunas personas. Los expertos, como el exjugador de baloncesto Juan Antonio Corbalán que también es médico, aconseja hacer deporte para ganar salud no para sufrir.

Hacer ejercicio de manera regular tiene beneficios que van más allá de lograr el peso ideal o subir fotografías de la gesta en Instagram.

El deporte contribuye, y mucho, a combatir la ansiedad, el estrés y la depresión, ya que permite eliminar el exceso de energía acumulado.

Endorfinas y serotonina es lo que conseguirás. Seguridad, fortalecer el sistema inmune, favorecer la toma de decisiones e incrementar la habilidad para afrontar retos. Por lo tanto, media hora de caminata, de levantar pesas aunque sea viendo un tutorial a través de YouTube puede ayudar a mejorar tu salud mental y física. Y cómo no, a dar lo mejor de ti en el trabajo.

Propicia los buenos momentos

Ser niño era sinónimo de despreocupación. De olvidarse del reloj. Y tener la sensación de que el tiempo va muy despacio. A medida que nos hacemos mayores, tendemos a no pararnos a disfrutar de cada momento, lo cual provoca que no acumulemos tantos recuerdos positivos como los que tenemos de cuando éramos niños.

No se trata de dar la espalda a las obligaciones y responsabilidades, pero sí de atesorar los buenos instantes ya que los malos llegan solos. En la medida que puedas, acumula instantes felices para que, en un futuro, se conviertan en recuerdos positivos.

Recordar tiene beneficios, como el de contribuir a la serenidad del estado de ánimo, elevar la autoestima, y fortalecer las relaciones interpersonales. Si te equivocaste en el pasado, o ayer, aprende de los errores para no volver a repetirlos, pero evita cargar con lo sucedido en el presente porque te impedirá estar mejor tú y tu entorno laboral.

En Pymes y Autónomos|Cómo mantener la motivación en los momentos difíciles

Imagen|Couleur

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio