Compartir
Publicidad
9 frases que se escuchan en la empresa y acaban con la moral de los trabajadores
Management

9 frases que se escuchan en la empresa y acaban con la moral de los trabajadores

Publicidad
Publicidad

En ocasiones en las empresas se lanzan determinadas consignas, se escuchan frases o comentarios que tratan de orientar y motivar a los empleados. En otros casos es todo lo contrario y por eso vamos a hacer un repaso por nueve frases que se escuchan en la empresa y acaban con la moral de los trabajadores.

Y es cuando hay que pensar seriamente en cambiar de empresa a la mínima oportunidad. Pero también muchas veces en que no se valora nuestro trabajo y da lo mismo que esté una persona u otra. Los recursos humanos no son un activo para la empresa, sino casi un gasto que están obligados a asumir.

1. No te pagamos para pensar

Es una de las más demoledoras. Si la escuchamos, es el momento de empezar a buscar otro trabajo. Y da lugar a una parálisis permanente, ya que cualquier mínima decisión que tenga que tomar un empleado consultará con su responsable y mientras tanto parado, total a mi no me pagan por pensar.

Además se acabó toda proposición de mejora que se pueda detectar. Básicamente el trabajador se convierte en una planta, que cual fotosíntesis realiza sus tareas, pero poco más. Puede que la siguiente bronca sea precisamente por no decidir por si mismo...

2. Aquí hay que estar las horas que haga falta hasta acabar el trabajo

Y en muchos casos se asume que no se van a pagar las horas extras que se realicen o no se compensaran con días libres. Lo malo viene cuando se reclaman mejores herramientas para realizar estas tareas, que nos permitan ser más eficaces y nos digan que no. Al fin y al cabo, que se tarde más no importa, ya que lo asume el empleado.

3. Si no te gusta ahí tienes la puerta

Esta es otra de las que directamente te invitan a marcharte a la primera oportunidad. Pero también demuestra la incapacidad de aquel que la dice para motivar a los trabajadores que tiene a su cargo. Esto por no hablar de posibles problemas de mooving a los trabajadores que implican este tipo de frases.

4. Aquí siempre lo hemos hecho así

Por lo que cualquier cambio que se proponga para mejorar directamente no será tenido en cuenta. Normalmente va acompañado por aquel si funciona no lo toques que tanto daño ha hecho a la empresa. Blackberry siempre había hecho las cosas igual o Nokia y ya sabemos como acabaron estas empresas líderes en su momento.

5. Si sale mal van a rodar cabezas

Presión, presión, presión que muchas veces no supone ninguna ayuda para que salga bien. Si además va acompañada de alguna de las anteriores, es un sinsentido, ya que ni nos pagan para pensar y aquí las cosas siempre se han hecho así. ¿La cabeza que debería rodar será la del ejecutor o el cerebro? Se suele utilizar en muchos casos para traspasar la presión de los mandos intermedios a los empleados.

6. Eso es imposible

Que se puede aplicar a muchas situaciones diferentes, desde peticiones de los empleados para ayudarles a conciliar vida personal y laboral o a la hora de proponer una nueva forma de llevar un proyecto, ejecutar una tarea o una solicitud de mejores herramientas. Lo malo muchas veces no es la frase, sino la falta de explicaciones.

7. Aquí se hace lo que yo digo y punto

Algo que no es discutible. El que paga manda. Pero eso no implica que no tenga unos efectos muy negativos para la moral del equipo de trabajo o los empleados. Sobre todo si lo que se busca es hacer equipo o crear un buen ambiente.

8. No es mi problema

Otra de las perlas que muchas veces se escuchan. Y se puede aplicar tanto a cuestiones personales que interfieren en nuestro trabajo como en temas que implican a varios departamentos que tienen que trabajar conjuntamente. Aquí no importa dar más explicaciones... es una forma algo más educada de decir que realmente el marrón te lo vas a comer tu solito.

9. Este año no te podemos subir el sueldo, veremos más adelante

Para poner excusas o dilatar determinadas cuestiones. No es una negativa directa, pero tampoco se pone ningún plazo, ninguna condición o premisa que deba cumplirse para mejorar el salario del empleado que lo ha solicitado. Al final sales con la sensación de que si quieres mejorar el salario hay que cambiar de empresa.

En Pymes y Autónomos | Mantener a los empleados contentos cuando creen que cobran menos de lo que se merecen

Imagen | Gratisography

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio