Publicidad

Salvar empresas y autónomos prolongando los ERTES hasta final de año

Salvar empresas y autónomos prolongando los ERTES hasta final de año
Sin comentarios

Los ERTES se plantearon al inicio de la crisis sanitaria con un claro objetivo, salvar el empleo, pero también con la clara premisa de que esta situación era un paréntesis en la actividad económica. Hoy tenemos claro que este periodo de tiempo de recesión será irá mucho más allá de un par de meses. Y que posiblemente hasta dentro de uno o dos años no se recupere el PIB. Por eso desde muchos sectores se quiere salvar empresas y autónomos prolongando los ERTES hasta final de año.

El ejemplo más sencillo sería el de una empresa que depende del turismo. Cerró en su día por causa mayor, pero ahora cuando ha vuelto se da cuenta de que su cliente potencial no está. Y lo que es peor, aunque vuelva serán pocos y quizás menos alegres en el gasto. Si esta empresa tenía empleados en el ERTE no podrá recuperarlos.

Muchas empresas se han encontrado con que una vez desaparecida la fuerza mayor, la obligación del cierre, han tenido que recuperar a sus empleado o bien plantear otro ERTE por causas económicas, puesto que sus ingresos distan mucho de parecerse a los esperados. Afortunadamente muchos asesores laborales han acabado por tener un master en ERTEs y ahora todo está un poco más claro. Pero hay diferencias de criterio que pueden acabar por dejar a las empresas en el aire.

Pero el principal problema jurídico es que todo está ligado a un estado de alarma que previsiblemente acabará el 27 de junio. Y a partir de aquí es donde las empresas y los autónomos, que en muchos casos no han recuperado ingresos y ni siquiera se pueden plantear volver a contratar a sus empleados piden prolongar los ERTES al menos hasta final de año.

Esta medida supone un alivio importante para muchas de ellas. Otras ni siquiera se plantean abrir ya y han dado la temporada de verano por perdida. Habrá que ver al final que hacen si se abren las fronteras y comienzan a llegar esos turistas extranjeros que son la base de sus clientes. Porque todos sabemos que dos meses de verano buenos salvan el año a muchas de estas empresas.

Con un turismo menos masificado, más desestacionalizado donde los meses estivales no acumulen el mayor número de visitas y una temporada quizás más prolongada hacia el otoño mientras dure el buen tiempo habrá que ver como afecta al empleo, uno de los motores de nuestra economía en los fijos discontinuos donde en muchos casos no les llamarán este año.

Si se ayuda a las empresas y se las mantiene en hibernación muchas podrán recuperar su actividad en 2021 y ayudar a esta recuperación económica y del empleo que todos deseamos. Y esto afecta desde la gran empresa al autónomo que tiene un empleado.

Imagen | Gustavo Fring en Pexels

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios