Compartir
Publicidad

¿Qué implica un despido por "pérdida de confianza en el trabajador?"

¿Qué implica un despido por "pérdida de confianza en el trabajador?"
1 Comentarios
Publicidad

Justificar un despido por pérdida de confianza en el trabajador es un recurso muy utilizado en el panorama laboral, pero que puede tener graves implicaciones, tanto para el trabajador como para la empresa.

El empleador que alega pérdida de confianza está realizando un despido disciplinario. Se entiende que el trabajador ha sido negligente en el desempeño de sus funciones, causando un perjuicio a la empresa. El despido disciplinario origina la pérdida del derecho a indemnización, por lo que debe justificarse adecuadamente para que salga adelante.

Un incumplimiento aislado del deber no puede servir de base a un despido disciplinario. El fundamento debe basarse en una transgresión de la fidelidad debida a la empresa, realizada de manera intencionada.

A veces se alega pérdida de confianza para efectuar un despido arbitrario y evitarse el pago de la indemnización, pero, si el trabajador se opone, no hay que olvidar que el empleador deberá probar la conducta le que ha llevado a poner fin a la relación laboral.

La Ley obliga a comunicar por escrito y con claridad suficiente las razones en las que se funda el motivo del despido. Esas razones no pueden modificarse una vez se haya producido la comunicación del mismo. Si el trabajador no está de acuerdo con la carta de despido, dispone de 20 días hábiles para impugnarlo.

En tal caso, serán los Tribunales los que decidan, atendiendo siempre a lo argumentado en la carta, pues no se admitirán razones diferentes a las expuestas en ella.

En Pymes y Autónomos | Nueva sentencia sobre el despido de un trabajador por usar internet en la empresa para temas personales Imagen | smlp.co.uk

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio