Publicidad

No quiero que mi empresa instale una app en mi móvil personal
Legalidad

No quiero que mi empresa instale una app en mi móvil personal

Publicidad

Publicidad

Hoy en día es complicado que el uso del teléfono personal quede en eso, algo estrictamente personal. Al final en muchas ocasiones el smartphone del empleado se utiliza para cuestiones laborales. Es en este punto donde muchas empresas pueden llegar a exigir instalar una app para controlar este móvil.

No hablamos de empleados a los que la empresa les ha proporcionado un terminal corporativo. Se trata de instalar una app que en muchos casos les puede proporcionar su localización para facilitar cuestiones logísticas o para que la información corporativa que pueda necesitar en un momento dado esté a salvo.

Utilizar mi teléfono personal me hace el trabajo más fácil

En el caso de tener datos o documentos que el usuario necesita accesibles para su trabajo y es más cómodos acceder desde el smartphone, tendría que ser la empresa la que controlara dichos datos. Un ejemplo sería el correo electrónico, donde en muchos casos se manejan datos de clientes. ¿Qué ocurre si mañana dejamos de trabajar en esta organización?

El correo que tenemos descargado, las direcciones, agenda, etc. seguirán almacenados en nuestro móvil y basta cualquier comunicación que no tendrá el consentimiento del usuario para plantear una denuncia la AEPD. Y como bien dice el RGPD la responsabilidad de los datos corporativos o evitar las fugas es responsabilidad de la empresa.

La empresa tiene la obligación de controlar los datos personales, el uso y las posibles fugas que se haga de los mismos

Por este motivo debería quedar claro que no se instala o se guarda ningún dato en un teléfono personal si no es a través de una App donde la empresa pueda tener el control de eliminar dicha información cuando sea necesario. Un ejemplo sencillo sería el uso de un Dropbox en su versión usuario, donde a pesar de ya no pertenecer a la empresa se puede seguir utilizando la información. Cuestión diferente es la versión para empresas, que si permite eliminar los datos de forma remota.

La empresa me obliga a utilizar mi teléfono personal

Otro caso diferente sería la obligación por parte de la empresa de la instalación en un teléfono personal de una app para fichar, por ejemplo. En este caso estamos haciendo uso de nuestro móvil obligados por la organización y el trabajador si podría negarse si no recibe una justa compensación. Al igual que cuando en una oferta de trabajo se requiere tener coche y su uso se compensa con el pago de un kilometraje, el uso de la app tendría que ser compensado de igual manera.

Un caso similar sería si tenemos que facilitar nuestro teléfono a clientes para una cuestión puntual, donde en muchos casos luego vemos que nos están llamando cuando no estamos en horario laboral o no se puede desconectar del trabajo porque nos llegan mensajes o peticiones a todas horas. Y si lo apagas pierdes el uso del móvil para comunicarte con amigos o familia.

Lo ideal es que sean las propias empresas las que faciliten los terminales a los empleados, pero en muchos casos, para utilizarlo de forma esporádica prefieren ahorrarse el gasto. Y al final les puede salir muy caro si no ponen el cuidado necesario para proteger los datos personales y corporativos.

Imagen | relexahotels

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir