Compartir
Publicidad

La responsabilidad de contratar un autónomo pirata

La responsabilidad de contratar un autónomo pirata
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Si hay un problema dentro del tejido empresarial, lo tenemos en el control de la competencia desleal frente aquellos que se dedican a realizar actividades económicas empresariales o profesionales sin contar con la oportuna alta fiscal y laboral como autónomos.

Este tipo de competencia desleas es una lacra en todos los sentidos y tengo en mente varios sectores en los que es relativamente sencillo encontrara estos profesionales. Pienso por ejemplo en fontaneros, pintores, carpinteros o cualquier otro tipo de servicio a domicilio sin olvidar informáticos, asesores fiscales o contables e incluso profesiones que requieren colegiación como dentistas o veterinarios. ¿Quién es el responsable de un accidente laboral en mi domicilio de un "empresario" sin dar de alta? Inicialmente, existen algunos falsos autónomos que una vez que han tenido un accidente laboral en casa de un cliente han intentado culpar a la persona que los contrata para que hagan el trabajo difiriendo la responsabilidad al cliente particular. Obviamente, si yo llamo a un profesional para que me arregle un grifo, supongo que está en alta en Hacienda y la Seguridad Social y no le pido la documentación acreditativa de este hecho.

Y para diferenciar el contrato de un promotor o constructor frente la contratación de una reparación de una obra realizada dentro de mi domicilio, el RD 1627/1997 excluye como contratistas a los particulares en los trabajos que se realizan en su vivienda. Si miramos el Código de Comercio, empresario es aquel que realiza las actividades contempladas en el código y tiene publicidad de su actividad. El Código de Comercio define al empresario como todo aquel que lo anuncie por cualquier vía.

Por tanto, a efectos probatorios, tanto en la Inspección de Trabajo como en Hacienda, bastará con que demostremos que la persona que se ha accidentado en nuestro domicilio anunciaba su actividad mediante algún sistema publicitario y por tanto, él propio trabajador es el responsable de sus actos como empresario.

Pienso en el buzoneo, revistas locales de reparto gratuito y resto de medios que sirven como plataforma publicitaria como medio de prueba y demostración de que profesionales que operan dentro de la economía sumergida ejercen realmente actividades comerciales.

En Pymes y Autónomos | Los caracoles del anciano y los trabajadores autónomos, Crisis, sobrevivir trabajando en negro

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio