Compartir
Publicidad

Crisis: sobrevivir trabajando en "negro"

Crisis: sobrevivir trabajando en "negro"
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Os pongo en antecedentes previos. Tengo un conocido al que no le han ido las cosas muy bien en la vida, ni en el plano personal y familiar como en el plano profesional. En el plano personal divorciado y con cargas familiares, salud ligeramente resentida y una estabilidad emocional precaria.

En el plano profesional, es un buen trabajador y conocedor de su profesión pero tuvo una experiencia empresarial ruinosa, encontró a posteriori un trabajo muy precario el cual acaba de perder hace un par de meses. Además su situación económica es de quiebra técnica lo mire por donde lo mire y le llegan las ejecutorias de embargo a pares todos los días.

La única forma que tiene de sobrevivir (no vivir que es distinto) es realizando trabajos en negro, que además los realiza muy bien. Si procede a legalizar su actividad, fuera del pago de los propios impuestos y gastos que origina ejercer cualquier actividad empresarial de manera normal, sus deudas anteriores provocarían el cierre automático de la actividad empresarial, con lo cual se queda sin opciones para sobrevivir y entra en indigencia directa.

No me gusta la competencia desleal ni los negocios que funcionan así, pero este cuadro que pinto, se repite con demasiada frecuencia por muchos de los individuos que conformamos la sociedad. A todo el mundo no le van las cosas bien, pero creo que todo el mundo tiene derecho a vivir con un mínimo de dignidad. Imaginemos que me hace la competencia ¿Denuncio esa situación porque perjudica mis intereses?

Yo no podría hacerlo. Todo el mundo tiene derecho a vivir, pero nuestro sistema legal, no permite errores como los que describo. Caundo una persona pierde todo lo que tiene, creo que ha tocado fondo, y no estaría de más poder permitirle una segunda oportunidad. La responsabilidad que alcanzamos en aspectos económicos tiene alcance sobre los bienes actuales y futuros.

Vale con los actuales, por supuesto, pero con los futuros no estoy de acuerdo. Es más, creo que lastra a su vez el propio crecimiento de la economía. Esta persona perdió todo lo que tenía, pero por ello no podemos empujarle a una situación que la mejor salida que le quede sea pegarse un tiro.

Si este hombre pudiera legalizar su negocio, lo haría seguro, y si además ganase dinero, estoy seguro que también pagaría parte de sus deudas pasadas. También tiene palabra y amor propio, no lo olvidemos.

No critiquemos tanto la economía sumergida en determinados casos, cuando el propio sistema empuja a ella al no tener absolutamente ninguna otra opción. No sé lo que opinarán el resto de sus acreedores, pero a mí también me debe dinero y sé que algún día, si tienen lo suficiente y pasa de sobrevivir a vivir, probablemente me lo pague. ¿Que opinais?

Imagen | Remo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio