Publicidad

Hay acuerdo para mantener el cese de actividad extraordinario hasta el 30 de septiembre

Hay acuerdo para mantener el cese de actividad extraordinario hasta el 30 de septiembre
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

El ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, ha logrado un acuerdo con las principales asociaciones de trabajadores autónomos (ATA, UPTA y UATAE) para mantener el cese de actividad extraordinario hasta el 30 de septiembre prolongando las ayudas a este colectivo por los efectos de la COVID-19.

No se van a mantener las mismas exenciones que hasta ahora, sino que irán mermando gradualmente. Las medidas incluyen una prórroga de la exención de las cuotas de la Seguridad Social para los trabajadores autónomos que vinieran percibiendo la prestación extraordinaria. Estos trabajadores no pagarán la cuota de julio y tendrán una exención del 50% en agosto y del 25% en septiembre.

Respecto al cobro de cese de actividad extraordinario, los que fueran beneficiarios de la prestación extraordinaria podrán solicitar la prestación ordinaria por cese de actividad, siempre que acrediten una reducción de la facturación del 75% del tercer trimestre de 2020 respecto al mismo periodo de un año antes, algo que podrán hacer con facilidad muchos miembros del colectivo.

No será necesario esperar a que termine el trimestre sino que pueden solicitar la prestación ordinaria cuando estimen que cumplen los requisitos y acreditarlos documentalmente una vez finalice el trimestre, algo que ayudará a muchos que después de meses sin facturar ahora pueden ver como sus clientes se marchan por vacaciones.

Los autónomos de temporada también tendrá un prestación extraordinaria, ya que habían quedado fuera de las ayudas. Un ejemplo son los guías turísticos, que suelen darse de alta cuando comienza la temporada y en este caso ni recibían prestación ni podían solicitarla. Para ello tendrán que demostrar que al menos han estado de alta cuatro meses entre marzo y octubre en los años de 2018 y 2019.

Una solución que al menos da cobertura a muchos autónomos que no han podido iniciar en 2020 su actividad y que están viviendo básicamente de sus ahorros. Al menos ahora tendrán acceso a la prestación donde cobrarán el 70% de su base reguladora de los últimos años.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios