Este es el plazo en el que la Seguridad Social puede conceder (o denegar) una pensión por jubilación

Este es el plazo en el que la Seguridad Social puede conceder (o denegar) una pensión por jubilación
Sin comentarios
HOY SE HABLA DE

En la actualidad, son muchos los trabajadores que se plantean su jubilación. De hecho, en los últimos años, como consecuencia de la caída de la actividad y de las restricciones de la pandemia, se han incrementado el número de solicitudes a la Seguridad Social y, en consecuencia, también las pensiones denegadas por no cumplir con los requisitos para acceder a ella.

Requisitos para acceder a la pensión de jubilación

Existen al menos tres requisitos para acceder a la pensión de jubilación en 2022:

  • Alcanzar la edad ordinaria de jubilación. En 2022, esta edad es, con carácter general, de 66 años y 2 meses, salvo en el supuesto de que el trabajador acredite, al menos, 37 años y 9 meses o más, en cuyo caso la edad ordinaria de jubilación será, como estos últimos años, de 65 años.
  • No obstante, se podrá solicitar la pensión hasta dos años antes de esta edad, en una modalidad conocida como jubilación anticipada.
  • Estar al corriente del pago con la Seguridad Social. Es decir, el solicitante no podrá tener ninguna deuda con este organismo.

El plazo de la Seguridad Social para conceder una pensión de jubilación

Los trabajadores deben solicitar su pensión de jubilación al Instituto Nacional de Seguridad Social (INSS). Desde que se presenta la solicitud, este organismo tiene 90 días para contestar si acepta o deniega la pensión de jubilación.

Sin embargo, podría pasar que transcurran los 90 días y el INSS no se pronuncie o lo haga rechazando la solicitud. En ambos casos se entiende que la solicitud de pensión de jubilación ha sido denegada. Los motivos principales son la falta de acreditación de años cotizados a la Seguridad Social en el caso de jubilaciones anticipadas o que el trabajador tenga deudas con el organismo, según establece el artículo 47 de la Ley de la Seguridad Social.

No obstante, en caso de que se deniegue la solicitud, se puede presentar una reclamación administrativa ante el propio Instituto Nacional de Seguridad Social en un plazo de 30 días desde que se haya denegado. En este caso, el INSS tiene que contestar en un plazo de 45 días, aceptando o denegando la reclamación.

También será posible interponer una reclamación por vía judicial contra el Instituto Nacional de Seguridad Social ante el Juzgado de lo Social. Esta demanda deberá presentarse en un plazo de treinta días desde la fecha en que se haya notificado la denegación, o transcurridos los 45 días que el Instituto Nacional de Seguridad Social tenía para contestar a la reclamación.

Temas
Inicio