Compartir
Publicidad

¿Qué gastos nos podemos deducir si tenemos una tienda online?

¿Qué gastos nos podemos deducir si tenemos una tienda online?
3 Comentarios
Publicidad

A la hora de montar una tienda online conseguir clientes, marketing, SEO, usabilidad, diseño, etc. son algunas de las principales preocupaciones. Pero también tenemos que tener claro qué gastos nos podemos deducir si tenemos una tienda online. Como en el resto de actividades los gastos deducibles tienen que estar afectos o relacionados con la actividad que se ejerce.

Para el caso de una tienda online hay algunos que claramente son deducibles, como la contratación del hosting o el espacio de alojamiento web, la compra de los dominios, o si está alojada en una plataforma que nos facilita todos los servicios. Aquí también se pude añadir el coste que tengan la utilización de las pasarelas de pago, ya sean fijos o por comisión.

A la vez los gastos de contratación de servicios, como puede ser el diseño de la tienda online, los servicios de SEO que podemos contratar para que nos ayuden a posicionar en buen lugar nuestra tienda online o también si tenemos un community manager que se ocupa de gestionar nuestra actividad en las redes sociales.

A todo esto le tenemos que sumar los gastos en publicidad, campañas en Google Adwords, Facebook, merchandaising, etc. Todo aquello que nos permite llegar a una mayor cantidad de público y mejorar nuestras ventas. También tenemos que tener en cuenta el IVA de los productos que compramos para vender, que tenemos que repercutir en el cliente y liquidar trimestralmente.

En el caso de que ofrezcas gastos de envío gratuitos para tus clientes, también sería deducible, ya que es un gasto profesional afecto a la actividad que realizamos. En caso de que el gasto fuese compartido también podríamos deducirlo, no así si corre por cuenta de nuestro cliente.

A todos estos gastos específicos de una tienda online le podríamos sumar otros generales como el alquiler del local, líneas de banda ancha para acceder a Internet, personal, seguros o la cuota de la Seguridad Social que pagamos como autónomos. Aquí siempre hay que aplicar el sentido común y pensar si el gasto está debidamente justificado y es afecto a la actividad profesional o no.

En Pymes y Autónomos | Los autónomos que trabajen desde casa se podrán deducir ciertos gastos

Imagen | FirmBee

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio