Compartir
Publicidad
Por qué estamos todavía muy lejos de acabar con el efectivo en España
Fiscalidad y Contabilidad

Por qué estamos todavía muy lejos de acabar con el efectivo en España

Publicidad
Publicidad

Pagar con tarjeta en un comercio todavía tiene importantes barreras en nuestro país. Al menos esto es una de las conclusiones que se obtienen del estudio de Indra sobre las tendencias en los medios de pago en 2017. Y lo cierto es que todavía muy lejos de acabar con el efectivo en España.

Esta es una tendencia de la que se viene hablando ya desde hace unos años. Pero que cuenta con importantes resistencias, tanto de las empresas como de los propios ciudadanos. Porque pasar a través del pago por banco también implica un mayor control de las finanzas, personales y de negocio por parte de Hacienda. Y esto es algo a lo que muchos se resisten.

Todavía se encuentran dificultados para el pago con tarjeta de forma habitual

En España la población adulta utiliza los servicios bancarios en un 98%. Pero a la hora de realizar los pagos encontramos que en un 45% de ellos utiliza la fórmula de domiciliación, un 32% el pago con tarjeta, pero todavía un 23% paga en efectivo. Esto implica que recibos, gastos corrientes que podrían estar domiciliados simplemente prefieren pagarlos de forma directa.

Por lo que se refiere al uso de las tarjetas en los comercios, las barreras que encuentran los usuarios en nuestro país se pueden resumir de la siguiente manera:

  • Casi uno de cada cinco, un 23,3%, han encontrado establecimientos que no aceptan el pago con tarjeta en ningún caso de forma habitual. Esta es algo que se estudia eliminar, obligando a aceptar pagos con tarjeta en algunos países de Europa como método de lucha contra el fraude.
  • Uno de cada cuatro sufre recargos en el precios por comprar con tarjeta en algunas ocasiones. Esto acaba por desincentivar el pago a través de estos medios, haciendo al cliente más receptivo al pago en efectivo.
  • Tres de cada cuatro encuentran problemas para pagar cantidades pequeñas, de los cuales un 46,6% son algunas veces, un 23,8% muchas veces y un 4,4% siempre o casi siempre.
  • Los clientes se encuentran que no se dispone de pago con tarjeta algunas veces, 43% o casi nunca en el 8,8% de los casos y solo un 0,8% siempre o casi siempre.

¡Aquí se paga con dinero de verdad!

Es importante tener en cuenta que se trata de una perspectiva de los clientes. Por experiencia tengo que decir que con relativa frecuencia me he encontrado con locales donde no se admite el pago con tarjeta. Y a veces ir a buscar un cajero, especialmente en zonas rurales no es una alternativa. Es esta duda la que obliga en muchos casos a llevar efectivo encima

El comercio online es la otra cara de la moneda

No ocurre lo mismo en el comercio online en España, algo lógico por otra parte ya que no existe un trato directo y el pago en efectivo, contra reembolso, por transferencia o similares supone más un incordio que una ayuda. En general el 84% declara no encontrar nunca o casi nunca dificultadas para utilizar su tarjeta.

Las mayores dificultades pueden venir por los diferentes tipos de verificación en dos pasos, ya sea a través del envío de SMS al móvil o de una tarjeta de coordenadas o cualquier otro método. En todo caso son métodos apreciados por los consumidores para mejorar la seguridad y evitar posibles fraudes.

La aceptación de los cambios en los medios de pago lleva su tiempo. No tenemos más que fijarnos en lo que se está tardando en imponer el pago por móvil, que a pesar de estar apoyado e impulsado por grandes del sector como Apple, Google, entidades financieras o fabricantes desde el principio es ahora cuando empieza a ser conocido, pero no siempre aceptado, incluso por aquellos usuarios más entusiatas de la tecnología.

En Pymes y Autónomos | Propinas, las grandes damnificadas del pago con móvil

Imagen | multifacetedgirl

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio