Compartir
Publicidad
Publicidad

Los fallos de Hacienda los pagamos entre todos

Los fallos de Hacienda los pagamos entre todos
Guardar
13 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La presentación telemática de modelos de Hacienda, que casi todos hemos usado alguna vez, tiene un fallo en el diseño que, en algunos casos les obliga a efectuar devoluciones de importes; que pueden llevar aparejados unos intereses de demora que pagamos todos de una u otra forma.

El formulario web comprueba los posibles errores en la declaración cuando le das a “firmar y enviar” pero no cuando vas a solicitar el NRC (abono a través de tu entidad financiera) de tal forma que es posible que no te des cuenta de algún error hasta no haber ordenado ya el pago.

Os cuento un caso que me sucedió muy recientemente, que se resolvió a mi favor y cobré unos intereses de demora que hemos tenido que pagar entre todos.

El trimestre pasado, como muchos otros autónomos tuve que cubrir, entre otros, el Modelo 130, de pago fraccionado del IRPF. Por comodidad y rapidez uso para ello el formulario de la web de la AEAT. Previamente uso una hoja de cálculo de elaboración propia, para ir pasando las cantidades y no tener que ir con la calculadora en mano cada vez.

Rellené el modelo en la web con los datos que obtuve con mi hoja cálculo, le di al botón de OBTENER NRC, que se comunica directamente con la entidad bancaria, y efectúa el pago de la cantidad que figura como resultado en el formulario. Una vez obtenido el NRC, lo adjunto al modelo, y le doy Firmar y enviar…

En ese momento sale una página diciendo que las cantidades consignadas contienen un error porque cierta cantidad no puede superar otra o algo similar. Sin subsanar ese error no me deja enviar el modelo, como es lógico. Repaso la hoja de cálculo, vuelvo a mirar cómo se debe cumplimentar la casilla errónea y observo que efectivamente, la he cubierto mal.

Introduzco los datos correctamente y obtengo un nuevo resultado, que creo correcto, pero que da a pagar un importe superior al primero.

En mi absoluta ignorancia, y siendo sábado por la tarde, víspera de mis vacaciones, no tengo a quien llamar para consultar como hacer. Decido solicitar un nuevo NRC por la diferencia entre el primer NRC y lo que debía pagar… El banco hace la transferencia y yo obtengo un NRC que adjunto a la declaración correctamente cumplimentada.

Como es obvio la cantidad consignada en el NRC y la que figura en la declaración, no se corresponden, y al firmar y enviar, el sistema no me permite enviar la declaración.

Me llevo el portátil de vacaciones, y al lunes siguiente, llamo a la AEAT y les explico lo sucedido, no quiero que se me pase el plazo para hacer la declaración y tener que pagar recargo. La solución que me dan es cubrir correctamente el modelo, obtener su NRC, adjuntarlo y enviarlo. Y después presentar un escrito ante mi delegación de hacienda solicitando la devolución de lo pagado de más.

Así lo hago a la vuelta de las vacaciones. Unos meses más tarde recibo una llamada solicitándome un número de cuenta donde han de efectuar la devolución, y a los pocos días tengo un par de abonos en la cuenta, por los NRC erróneos, y unos días más tarde recibo una notificación de esos abonos en la que se me aclara que se me abonan también unos intereses de demora de un 5%

La conclusión es que, lo que yo considero que es un error en el diseño de los modelos a través de la web, puede ser usado fácilmente como una vía de obtención de ingresos, yo me puedo equivocar todos los trimestres, ingresar de más, solicitar que me sea devuelto la diferencia, y cobrar esos intereses de demora a costa de los impuestos que todos pagamos, lo que no es en absoluto justo, por más que, en este caso yo me haya “beneficiado”.

El fallo observado, que no sólo se produce con el modelo 130, es fácilmente subsanable, tan sólo deben hacer que esa comprobación de la declaración la haga antes de ponerse en contacto con la entidad bancaria para obtener el NRC y no sólo al “Firmar y enviar” de modo que se evitarían gastos inútiles, engorrosas reclamaciones y otras molestias.

En Pymes y Autónomos | El funcionamiento del modelo 130
Tipos de interés legal del dinero e interés de demora para el año 2010
Llega el momento de cobrarle intereses a Hacienda

Imagen | Fran Carreira.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio