Compartir
Publicidad

La magia contable no existe

La magia contable no existe
3 Comentarios
Publicidad

El conejo sale de la chistera, abracadabra decía el mago, cuando todo el auditorio boquiabierto alucinaba con el truco de magia. Pero la magia contable no existe, un poco de contabilidad creativa puede, algo de maquillaje quizás, pero las transformaciones milagrosos se convierten en delito, por el que los magos responsables son imputados por la falsedad de las cuentas contables.

Recordemos la magia contable de la empresa Gowex, que el pasado mes de julio reconoció a través de un hecho relevante que su consejero delegado y presidente, Jenaro García, reconoció “que las cuentas de la sociedad de, al menos, los últimos cuatro años no reflejan su imagen fiel”, atribuyéndose la autoría de esta falsedad de la contabilidad. Este engaño fue destapado por Gotham City Research, quien publicó un informe que decía que los resultados publicados por Gowex no eran reales.

El mago Jenaro, confeso su truco ante el juez durante su declaración como imputado, reconociendo que infló las cuentas de su empresa desde 2004, y ahora con la magia acabada y el castillo de naipes derrumbado parece ser que la prioridad del mago es ingresar en prisión.

Debemos pues tener claro que las cuentas de una empresa deben de reflejar la imagen fiel, que la magia no existe, que los castillos de naipes se derrumban y que un poco de maquillaje puede hacer más bello un rostro, pero que su exceso puede suponer que el resultado sea un esperpento del que escapen accionistas potenciales, proveedores y bancos.

Por lo tanto, de cara al cierre contable del 2014, ojo con el maquillaje contable, porque si es gato, no es liebre, aunque se le pongan unas orejas grandes de mentira, y los cazadores saben distinguir los gatos de los conejos.

Imagen | Eva Peris

En Pymes y Autónomos | Novedades en el calendario fiscal para el 2015

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio