Compartir
Publicidad

La importancia de tener los certificados de retenciones profesionales

La importancia de tener los certificados de retenciones profesionales
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

A la hora de preparar y presentar nuestra declaración de la renta es conveniente comprobar que los datos que aportamos sean correctos y evitar posibles diferencias con las que tiene Hacienda. Si obtenemos los datos fiscales que tiene de nosotros la Agencia Tributaria y los verificamos con las cifras que nosotros tenemos podremos detectar las diferencias y actuar en consecuencia y para eso es importante tener los certificados de retenciones.

En el caso de los trabajadores y especialmente de los profesionales, las empresas y clientes para los que se trabaja están obligados a ingresar las retenciones trimestralmente y presentar el resumen anual en el mes de enero, esos son los datos que quedan registrados por la Administración. Recordemos que tanto las retenciones de las nóminas como las de las facturas de los profesionales se ingresan cuando se pagan y ahí puede haber diferencias, pero hay algunos casos más.

Pueden darse casos en los que las empresas retenedoras no ingresen las retenciones a pesar de estar el pago realizado. Las dificultades económicas que pasan los negocios y la falta de liquidez pueden originar que éstos incumplan con su obligación y eso afecta a trabajadores y profesionales.

¿Qué ocurre si un profesional declara unas retenciones y no coinciden con las que tiene Hacienda registradas? En estos casos la Administración envia una liquidación paralela al contribuyente y éste ha de recurrirla y aportar pruebas de que su declaración es la correcta y no la que envía la Agencia Tributaria. Ahí es donde cobra valor el certificado de retenciones.

Este certificado, emitido y firmado por la empresa retenedora, acredita las cantidades facturadas y las retenciones aplicadas durante el ejercicio. La empresa certifica la realidad de las cantidades y si éstas retenciones no se corresponden con las declaradas e ingresadas la responsabilidad es de la empresa y no del profesional (o del trabajador). En caso de diferencia Hacienda procederá contra la empresa y no contra el profesional.

Sin el certificado la Administración puede entender que se han declarado las retenciones incorrectamente y echar la culpa al contribuyente, que en todo caso debería acreditar el cobro de las cantidades y que esa responsabilidad es únicamente del retenedor.

La emisión y entrega de los certificados de retenciones por parte de los retenedores es obligatorio. Si no los tenemos es mejor reclamarlos que arriesgarse a tener que discutir luego con la Administración.

En Pymes y Autónomos | La obligación de retener es del pagador Imagen | Luis Guilherme

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio